Nike ganará el Mundial de Rusia 2018 (y Adidas lo verá por TV)

Sin selecciones vestidas por la marca de las tres tiras, Nike se asegura ser el patrocinador de la selección ganadora. Bélgica era la única que podía salvar a Adidas.

Bigstock.

Las acciones de Nike promedian en julio los 78 dólares por unidad. Esto es aproximadamente un 5% más que antes de que comenzara el Mundial de Rusia 2018.

La Copa del Mundo ha sido una gran oportunidad para la marca ya que a pesar de vestir a menos selecciones (10) que su competidora alemana (12), se ha asegurado ser la indumentaria oficial del próximo campeón.

Con la eliminación de Bélgica a manos de Francia (0-1), ya no quedan equipos que representen a Adidas. Los tres en competencia pertenecen a Nike: Francia (ya finalista), Croacia e Inglaterra. Estas dos últimas definen este miércoles el otro que estará en Moscú el domingo.

Ya desde los cuartos de final se podía advertir que Nike Inc. iba en camino de vencer a Adidas AG en la batalla de patrocinios de las camisetas de las selecciones.

Mundial

En esa instancia de octavos, sólo Bélgica, Rusia y Suecia defendían los colores de las tres tiras. Las de Nike eran las tres que fueron semifinalistas y Brasil. Para Puma seguía en competencia Uruguay.

Al comienzo del Mundial, Adidas tenía más chances de “ganar” porque vestía a más selecciones (12 de las 32 participantes). Nike tenía 10. Entre los combinados de Adidas estaban los favoritos Alemania y España, además del anfitrión, Rusia. También Argentina, un siempre candidato. Todos, menos Rusia, fueron tempranamente eliminados.

Puma estuvo presente en tres equipos: la selección de Uruguay, y los combinados de Suiza y Senegal. Italia era su gran apuesta, pero no clasificó.

New Balance, en tanto, estuvo presente en dos combinados centroamericanos: Costa Rica y Panamá. Umbro vistió a Perú y Serbia. Hummel a Dinamarca. Errea a Islandia. Ushisport a Túnez.

Como lo comentábamos en Merca2.0, además de la indumentaria, el patrocinio de grandes jugadores es fundamental para la promoción de los zapatos de fútbol. Antes del Mundial, Nike esperaba que el 60 por ciento de los jugadores presentes en Rusia usara sus botines.