Nike en medio de una acusación de corrupción con Zion Williamson por una declaración de Avenatti

Zion Williamson-Duke-Nike-ESPN
Imagen: Twitter vía @espn

Para poner en contexto sobre el tema recordemos el caso en el que Nike se vio afectada por un accidente con la que entonces era una promesa del basquetbol, Zion Williamson.

El partido de la liga universitaria de basquetbol de Estados Unidos entre Duke y Carolina del Norte acaparó la atención por su naturaleza, presentando al futuro de la NBA, incluso el expresidente Barack Obama acudió al encuentro.

Sin embargo, después la atención se desvió de manera inesperada cuando corrían 33 segundos del encuentro y Zion Williamson, la máxima promesa que el college ofrecía, terminó en la duela con una lesión grave y un zapato roto.

De inmediato la culpa fue atribuida a Nike y una crisis de marca se desató en su contra. Su zapatilla del modelo Nike PG 2.5 se rompió. Quedó con la suela colgando y con la estampa de una lesión de rodilla, posiblemente un esguince. De inmediato el tema se viralizó.

Incluso Puma trolleó a su competidor en Twitter, colocando que con tenis de su marca eso no hubiera pasado. Tiempo después el tema fue olvidado porque Nike se comprometió a apoyar a Zion y el jugador habló maravillas de la marca. Actualmente, Zion pertenece a la plantilla de los New Orleans Pelicans y el contexto es muy distinto, ya puede recibir todo el “amor” de las marcas.

De regreso al juego de la polémica

Sin embargo, hoy la polémica se desató nuevamente en contra de Nike porque una moción llegó a la Corte Federal estadounidense en nombre del abogado Michael Avenatti, quien alega corrupción y el uso de pagos “debajo de la mesa” a jugadores de secundaria de élite dentro de la división Elite Youth Basketball (EYBL) de Nike.

 

Los jugadores en college no pueden recibir pagos de las marcas, en todo caso los apoyos van a las escuelas, pero el abogado acusa a Nike de “sobornar” a los jugadores para motivarlos a continuar su relación una vez que llegaran a la NBA.

Un documento presentado alega una aparente disposición de dinero por 35,000 dólares a Zion Williamson y 20,000 dólares a Romeo Langford mientras todavía estaban en la escuela, aunque no hay pruebas de que los jugadores recibieran el dinero o cerrado tratos.

La credibilidad del abogado está en duda, sobre todo porque fue acusado a principios de año por extorsión en Nueva York y recordemos que federales los acusan de que trató de exponer a Nike por corrupción para distraer la atención.

Insiste con su postura en algunas publicaciones sobre el tema en Twitter.

Para atraer la atención de esa manera, algunos medios exponen que es porque Avenatti podrían tener información adicional y documentación detallada de la conducta de Nike con los jugadores.

Lo cierto es que la reputación de la marca está en juego y además estas acciones podrían acarrearle problemas legales graves por violar principios básicos de un deporte tan popular como el baloncesto. Esto aún no toma sentido, pero si resulta cierto algo de esto, se convertiría en una verdadera pesadilla para la marca deportiva, pero por el momento ya podría contar como un “dolor de cabeza”.