La batalla en el terreno de los smartphones es cada vez más intensa. Firmas com Apple, Samsung y Huawei intentan conquistar a toda costa el mercado a nivel mundial, tarea en donde regiones con potencial de desarrollo como México jugarán un papel clave.

Hablamos de una industria a nivel mundial que aunque se mantiene a la alza, cuando se lee de manera general presenta síntomas de desaceleración.

Estimaciones de Statista indican que durante 2018 se realizaron envíos por mil 420.6 millones de teléfonos inteligentes a nivel global, el más bajo en los últimos tres años.

El poder de los mercados emergentes

Con este indicador, es posible afirmar que el términos globales, el mercado de los smartphones comienza a alcanzar un nivel de madurez importante, que obligará a las marcas que se mueven dentro del sector a buscar crecimiento en regiones con bajos índices de penetración.

En este sentido, México puede ser uno de los destinos más atractivos, ya que aunque en el país el uso de smartphone se ha generalizado, es cierto que aquellos de gama media y alta aún tienen muchas posibilidades de crecimiento.

Hasta el año pasado, se estimaba que de las más de 121 millones de líneas telefónicas móviles en territorio mexicano, 106.7 millones correspondían a smartphones, cifra que se traduce en un 87.6 por ciento del total de las líneas móviles disponibles, según cifras de The CIU.

El dato relevante se encuentra cuando el mercado se entiende desde la penetración de cada gama de dispositivos.

De los 106.7 millones smartphones activos en México, las proyecciones indican que el 6 por ciento son de gama alta (con un costo de hasta 26 mil pesos), en tanto que los de gama media-alta (precio máximo de 10 mil pesos) dominan el 11 por ciento del mercado.

Aquellos dispositivos de gama baja-baja (hasta 2 mil pesos) se quedan con el 20 por ciento del share market, mientras que los que se ubican en la categoría baja-alta (máximo 3 mil pesos) dominan con el 25 por ciento del mercado.

Las marcas que dominan

Ante este escenario, resulta interesante mencionar que en México tienen presencia cerca de 22 marcas de smartphones, de las cuales 8 son las que tienen un participación representativa en el mercado.

Lejos de Huawei y Apple, Samsung es la firma que domina con un 35.9 por ciento de participación en el sector, seguida de Motorola con 12.3 por ciento y LG que juega con 11.1 por ciento.

Apple y Huawei completan el top 5 en la materia, con un participación de 10.9 por ciento y 9.5 por ciento respectivamente. Detrás se encuentran Alacatel (5.5 por ciento), Sony (3.1 por ciento) y Nokia (2.3 por ciento). El 9.8 por ciento restante se divide entre las 14 marcas no mencionadas.

Volumen más valor añadido

Si nos centramos en los tres garantes que dominan el mercado mundial resulta interesante puntualizar que aunque Apple y Huawei han intentado liderar cuando menos el segmento de gama media, sus esfuerzos aún palidecen frente a la gran apuesta de Samsung, firma que posee una sólida estrategia de crecimiento por volumen, misma que en años recientes se ha visto nutrida por una peculiar apuesta en entregar mayor innovación y dispositivos más complejos al consumidor final.

Para explicar el fenómeno es importante mencionar lo expuesto por Marketing Week a mediados de 2017:

“Samsung duplica la cuota de mercado global que posee Apple, pero su producto final tiene un coste superior de producción. A pesar de ello, el precio de venta recomendado de Samsung y, su precio de venta final promedio son considerablemente más bajos que los de Apple, ya que ofrece una gran cantidad de descuentos y modelos de gama baja. Esto significa que el margen bruto de Samsung es menos de la mitad de lo que registra Apple, lo que se traduce en el 11 por ciento de los beneficios globales de los clientes de teléfonos inteligentes captados durante 2016, en comparación con el 94 por ciento que absorbe Apple”.

En un principio Samsung apostó por una estrategia enfocada en volumen -a través de precios más bajos y descuentos-, en donde el valor percibido de la propuesta parecía quedar en segundo término.

No obstante con la llegada de su gama Galaxy así como su propuesta plegable esto pinta para cambiar.