Luego de una semana de la llagada al mercado de Apple TV, en horas recientes se puso en marcha la propuesta de la casa de Mickey Mouse para competir en el mercado creado por Netflix.

Desde que fue anunciada, Disney+ se posicionó entre los analistas como la gran amenaza que pondría a Netflix sobre las cuerdas.

Lo que está en juego

El mercado del streaming ha demostrado tener importante potencial de crecimiento para convertirse en un negocio de miles de millones de dólares.

Según estimaciones entregadas por Statista, este mercado representa ingresos por más de 24 mil 837 millones de dólares a nivel mundial con más de mil 073 millones de usuarios.

Hasta el momento, Netflix se ha mantenido como el líder indiscutible del segmento; no obstante, las últimas cifras de rendimiento de la empresa de Los Gatos, California, han abierto un espacio de acción interesante que Disney+ pretende aprovechar.

Una nota publicada por los analistas de Evercore –citados por la CNBC-,  señala datos de descargas internacionales, que en el caso de Netflix registran un incremento del 5 por ciento en el último año, muy por debajo del crecimiento del 21 por ciento registrado previamente.

¿Desbandada del 26 por ciento?

Estas cifras nada alentadoras para Netflix, podrían tomar una dirección aún más radical si consideramos las preferencias de las audiencias, mismas que aunque están dispuestas a pagar por servicios similares de manera simultánea, dan especial preferencia a aquellas que poseen ciertos contenidos y Netflix, de poco a poco se ha ido quedando sin sus licencias que representan gran parte del tiempo-usuario que es capaz de absorber.

A decir de cifras entregadas por Jumpshot, más de la mitad de los 50 shows más populares en la plataforma pertenecían el año pasado a compañías que planean lanzar su propio servicio de streaming, como NBCUniversal, WarnerMedia y Disney.

Más preocupante es reconocer que un estudio firmado por la consultora 7Park indica que el 80 por ciento de los usuarios de Netflix no consume el contenido original de la compañía, sino que prefiere series y películas producidas por cadenas televisivas y estudios cinematográficos.

Hablando particularmente de lo que sucede con Disney y el lanzamiento de su propuesta en streaming, Netflix podría ver en peligro cuando menos una cuarta parte de sus suscriptores.

Un reciente sondeo realizado por The Hollywood Reporter, indica que el 26 por ciento de los usuarios de Netflix se iría de la plataforma si despareciera todo el contenido de Disney de la mencionada plataforma.

Más interesante es reconocer que de este gran total, los fans de Marvel de entre 18 y 35 años serían los más drásticos al respecto: el 35 por ciento de ellos cancelaría su suscripción ante este escenario que ya es una realidad.

Un as bajo la manga ¿alcanzará?

El tema no es menor si consideramos que firmas como HBO y NBC han decidido tomar el mismo camino que Disney: cuando menos su contenido en Netflix se verá reducido ante la próxima salida de sus propias plataforma on demand.

Lo que ahora está en mente son las posibilidades reales que tiene Netflix para sobrevivir ante la posible desbandada de suscriptores y lo cierto es que los contratos que la empresa firmó en sus inicios con empresas como Disney Warner Bros, HBO, y Universal podrían darle un respiro.

En meses recientes, desde Wired revelaron los detalles detrás de estos acuerdos, los cuales indican que los propietarios de las licencias más populares de Netflix o bien no pueden retirar el contenido, o están obligados a devolverlo a la plataforma.

En el caso particular de Disney, los documentos indican que todas la películas lanzadas entre enero de 2016 y diciembre de 2018, aún cuando sean retiradas por un tiempo, tendrán que volver a Netflix durante 2026. Con esto c títulos como Black Panther de Marvel tendrán un lugar asegurado en el futuro.

En la misma línea, aunque el contenido de AT&T, propietario de firmas como Warner Bros, HBO y DC Comics, podría salir eventualmente de la popular plataforma, una cláusula indica que Netflix podrá seguir ofreciendo las series hasta tres años después de que se emita el último capítulo. 

De esta manera, de los diez programas licenciados más populares de Netflix, se calcula que al menos ocho continuarán en la plataforma durante los próximos años.

A pesar de que esto podría ser un gran respiro para la plataforma, la realidad es que podría no alcanzar ante la agresiva estrategia de Disney que ahora, a unas horas de su estreno en algunos mercados, se ha hecho sentir con la caída del servicio recién lanzado ante, lo que la propia empresa ha calificado, como una demanda que superó sus altas expectativas.

loading...