• Lo que pudo ser el inicio de una crisis de marca para Netflix fue transformado en una oportunidad que la marca supo capitalizar.

  • El gran cierto del equipo de Netflix fue regresar al principio básico de las redes sociales.

  • El 18 por ciento de los usuarios interactúa con los contenidos sólo porque busca información.

A principios de este mes, Netflix estrenó el reality show Nailed It México, programa conducido por Omar Chaparro que invita a “reposteros de clóset” a recrear recetas de chefs profesionales para ganar un premio de 200 mil pesos.

En días recientes, esta producción fue tema en redes sociales y no precisamente por el contenido o propuesta de la misma. Una cucaracha dentro de un horno hizo su aparición en medio de uno de los capítulos, hecho que no pasó desapercibido por los espectadores quienes hicieron eco de la peculiar aparición desde redes sociales.

Lo que pudo ser el inicio de una crisis de marca para Netflix fue transformado en una oportunidad que la marca supo capitalizar para generar conversación con sus seguidores y abordar el curioso, pero nada agradable detalle.

Desde la cuenta oficial del servicio de streaming para Latinoamérica se publicó un video en el que la firma hace referencia a lo sucedido. El contenido aborda de manera algo sarcástica el detalle que los usuarios lograron percibir durante la transmisión de dicho capítulo y, sin ningún tipo de disculpas, Netflix logró convertir un error en una oportunidad para su marca.

Hasta el momento, el mencionado material audiovisual cuanta con mil 852 likes, 340 retweets y poco más de 130 comentarios, los cuales antes de ser una crítica a la marca o expresar repulsión por el hecho, aplauden la astucia de la firma para salir bien librada de un tema que pudo terminar muy mal para la empresa de Los Gatos, California.

Estar en redes sociales es algo más que sólo postear

El gran cierto del equipo de Netflix fue regresar al principio básico de las redes sociales; es decir, entenderlas como un canal de entretenimiento mediante el cual las personas buscan generar conversaciones, ser escuchados y parte del diálogo.

Según datos e AOL Insights, el 18 por ciento de los usuarios interactúa con los contenidos sólo porque busca información, el 15 por ciento lo hace para mantenerse actualizado socialmente, un 15 por ciento más para encontrar inspiración y un 10 por ciento para descubrir contenidos que hay que conocer -virales-.

La simple pero bien estudiada respuesta de Netflix cubre con maestría más de uno de los puntos mencionados anteriormente.

En principio aclara el detalle que intrigó y generó ruido entre los espectadores. El tono de su respuesta así como el canal mediante el cual realizó la aclaración hizo sociable la postura de la marca, con lo que el consumidor además de sentirse escuchado, se vio inmerso en una conversación en la cual sus inquietudes -más que la propia cucaracha- fueron el centro.