La personalización se ha convertido en un elemento constante dentro de las conversaciones y relaciones entre marcas y clientes. El consumidor exige ser entendido como individuo y espera que los productos se adapten a esta exigencia. Ford Mustang entiende con precisión este concepto y ha diseñado una aplicación a través de la cual los usuarios podrán personalizar la insignia de la marca.

El gran plus que ofrece esta acción es que además de imprimir su sello a una firmas más emblemáticas del mundo automotriz, los primeros mil usuarios que se den de alta tendrán la oportunidad de comprar un auto que porte su diseño, siempre y cuando el vehículo sea n modelo de 2015 en adelante.

La aplicación permite elegir entre una serie de patrones preestablecidos inspirados en Shelby, Bullitt, Roush y RTR Vehicles que pueden ser modificados al gusto del cliente.

De manera particular, en el mercado estadounidense los mejores diseños serán utilizados en la publicidad de la marca, en donde se indicaría la ciudad en donde se desarrolló el diseño así como el nombre del autor.

La apuesta resulta interesante por diversas razones; no obstante, quizá una que llama la atención es que existen diversos elementos que permitirán al equipo de Ford Mustang medir el rendimiento de su esfuerzo.

Esto es especialmente importante si consideramos que el 40 por ciento de los mercadólogos en el mundo declara que aún es temprano para decir si las estrategias de marketing personalizadas tiene efectos en los niveles de conversión en ventas, mientras que sólo el 13 por ciento de los mismos indica que gracias a estas acciones sus índices de conversión se han elevado más del 50 por ciento, según cifras publicadas por Statista.