Multan a Citigroup con 11.5 mdd por ofrecer información errónea a sus clientes

Durante cinco años el banco ofreció información incorrecta sobre los valores de capital, informó la Autoridad Reguladora de la Industria Financiera.

Citigroup
Foto: Bigstock

La Autoridad Reguladora de la Industria Financiera de Estados Unidos (FINRA, por sus siglas en inglés) impuso una multa de 11.5 millones de dólares al banco Citigroup por ofrecer a sus clientes información “incorrecta” sobre “numerosos valores de capital” durante casi cinco años por un problema en el suministro de datos electrónicos, de forma que muchos tenían en sus manos acciones que nunca hubieran comprado si hubieran estado bien informados.

El mayor regulador independiente de los mercados financieros estadounidense reclama a Citigroup 5.5 millones de dólares en concepto de multa y otros 6 millones de dólares como compensación para los clientes afectados durante febrero de 2011 y diciembre de 2015, periodo durante el cual FINRA estima que duró esta práctica, según un reporte de Europa Press.

“FINRA descubrió que desde febrero de 2011 hasta diciembre de 2015, Citigroup mostró a sus clientes minoristas e inversores ratings “incorrectos” de más de mil 800 valores, es decir, más del 38 por ciento de las acciones cubiertas por el banco, de forma que se llegaron a mostrar más de mil alertas de ‘compra’ en lugar de ‘venta’, o viceversa”, ha señalado el regulador.

De este modo, las imprecisiones en las calificaciones tuvieron consecuencias “adversas generalizadas”. Como resultado, los inversionistas de Citigroup solicitaron “miles” de transacciones “inconsistentes” con las calificaciones reales de la entidad sobre esos valores. También se solicitaron transacciones que “infringían” ciertas pautas de carteras gestionadas por el banco.

De su lado, los supervisores de Citigroup tampoco detectaron ni evitaron un número sustancial de transacciones erróneas porque, según ha apuntado FINRA, “confiaban” en las calificaciones que recibían. “El banco tampoco corrigió en el momento adecuado las incorrecciones, a pesar de las numerosas señales que apuntaban a tales imprecisiones (…). Tampoco realizó pruebas para verificar la precisión de los datos que utilizó y distribuyó”, indicó FINRA.

Susan Schroeder, vicepresidenta de FINRA manifestó que “el uso de calificaciones incompletas e inexactas pueden tener consecuencias adversas generalizadas para los clientes, incluso cuando tales imprecisiones son causadas por problemas tecnológicos, las entidades deben reaccionar rápidamente para abordar esos errores”.

De acuerdo con el organismo regulador, Citigroup “no admitió ni negó” las irregularidades, pero sí que reflejó su intención de cooperar y de informar sobre los errores, así como de compensar a sus clientes.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.