Move Mirror: el gracioso experimento de Google que será el siguiente paso del machine learning

Move Mirror-Google
Imagen: Google / Move Mirror

La incorporación de la Inteligencia Artificial (IA) en el mundo de los negocios toma cada vez mayor relevancia, y Google es una de las compañías que está muy interesada en desarrollar y explotar este tipo de tecnología.

¿Por qué? Pues es un mercado con un potencial enorme, sólo para el cierre de este año se estima que representará ingresos por alrededor de 7 mil 345 millones de dólares, pero crecerá hasta superar los 25 mil 995 millones para 2021, de acuerdo con datos proyectados en Statista.

Esto es lo que atrae a marcas como Facebook, Tesla, Amazon, Apple, así como a Google que no paran de desarrollar proyectos que busquen acercar cada vez más a la inteligencia artificial a las personas.

El ejemplo más reciente es Move Mirror, calificado por muchos como el último experimento gracias impulsado por la tecnológica de Mountain View que está diseñado para generar una experiencia lúdica con los usuarios.

Se trata de un ‘espejo’ digital que se utiliza el aprendizaje automático para permitir a las personas que decidan probarlo, capturar diferentes poses o movimientos de sí mismos para compararlas con más de 80 mil imágenes de otras personas para identificar con cuál de todas empatan mejor.

La razón de este ‘experimento’ de Google es mera diversión según ellos, y la idea más que identificar género, altura, tipo de cuero o raza, es comprar la forma de la postura a partir de ciertos puntos de referencia (17 en total) como los hombros, los tobillos y las caderas. Así, la imagen que empate podrá ser de una mujer u hombre, con características completamente distintas al usuario.

Aunque, entre las motivaciones de lanzarlo según la compañía es “”hacer que el aprendizaje automático sea más accesible para los programadores y creadores” pero también y, probablemnte la principal razón es optimizar este tipo de tecnología en “machine learning” para aplicarla en futuros proyectos.

De esta forma Move Mirror puede mostrar las imágenes del usuario y las coincidentes en tiempo real mientras se mueve, incluso es capaz de adaptarlas mientras se cambia a nuevas poses.

Si bien, esto no es nuevo, hay casos como el de Kinect, de Microsoft que usan un principio similar, la diferencia y probablemente aporte con la propuesta de Google es que en este caso sólo se requiere de una cámara web y una conexión a internet, ya que Según la compañía de Mountain View, no envía ninguna imagen a sus servidores por lo que todo el reconocimiento de imágenes se hace en el navegador.

Esto abre una oportunidad a Google, si bien todo indica que no guardará ninguna data del usuario, sí puede medir la aceptación y usabilidad de Move Mirror y, así identificar áreas de oportunidad para otros productos o servicios que sí podrían tener una finalidad de marketing o negocio en el futuro.