El apetito de los consumidores por la cerveza ante la posibilidad de que existiera un desabasto en distintos mercados parece que benefició a la mayoría de los grupos, aunque esto no fue suficiente para que Molson Coors Brewing resista el impacto del coronavirus.

La compañía con sede en Denver, Colorado dio a conocer sus resultados financieros del primer trimestre de 2020 en los que proporcionó números no tan alentadores, no obstante, sorprendió con su estrategia para combatir la crisis económica que se enfrenta en la actualidad a nivel mundial.

Una substancial reducción de gastos

En su informe, Molson Coors señala que están tomando las medidas que consideran necesarias para hacer frente al desafío del COVID-19, con el objetivo de proteger a su negocio, pero principalmente a sus trabajadores.

De tal forma indican que implementarán protocolos de salud y seguridad para garantizar la salvaguarda de los trabajadores tanto en sus fábricas de cerveza, como en los centros de distribución. Además otorgarán una licencia con salario íntegro y un programa voluntario de licenciamiento del empleo, igualmente remunerado, así como el pago de un bono en agradecimiento a “ciertos empleados esenciales de la cervecería”.

Al igual que otros grandes grupos cerveceros como Grupo Modelo y Heineken, la firma dueña de marcas como Miller Lite, Coors Light, Cerveza Águila, Cusqueña, y Bergenbier, entre otras, contribuye con las localidades donde opera con la distribución de agua purificada y gel antibacterial.

No obstante, señala que estas y otras medidas exigirán hacer ajustes para proteger la estabilidad financiera de la empresa y el reposicionamiento de su negocio a largo plazo, por ello reducirán gastos por alrededor de 200 millones de dólares durante 2020, para recortar substancialmente gastos discrecionales, limitar las nuevas contrataciones y “disminuir significativamente los gastos” en marketing.

Detalles de Molson Coors

“Estamos monitoreando activamente el impacto de la nueva pandemia de coronavirus, que ha cambiado el panorama de nuestro negocio. Actualmente esperamos un impacto adverso significativo, particularmente en el segundo trimestre de 2020, tanto en las ventas netas como en el rendimiento de las ganancias para el año fiscal 2020 y, posiblemente, más allá, debido al cierre resultante del canal en las instalaciones de manera efectiva en todos nuestros mercados, así como el impacto negativo anticipado de la pandemia en la economía global. (…)
“(…) En abril de 2020, los impactos de la pandemia de coronavirus continuaron afectando significativamente de manera adversa” los negocios.
“(…) El alcance, la gravedad y la duración en que nuestras operaciones se verán afectadas por la pandemia sigue siendo incierta. Por lo tanto, retiramos nuestra perspectiva financiera para 2020 y más allá y el mercado sigue siendo demasiado impredecible para proporcionar una perspectiva financiera detallada y actualizada (…)
“(…) Estamos tomando varias medidas de mitigación para prepararnos para compensar algunas de las implicaciones para nuestros empleados y comunidades, así como los desafíos inmediatos para el desempeño, al tiempo que aseguramos que la liquidez y el desapalancamiento siguen siendo prioridades”, señala la compañía.

Los números en el 1T

En su reporte financiero Molson Coors Brewing reportó ventas totales entre enero y marzo por 2 mil 102 millones de dólares, una caída de 8.7 por ciento respecto a lo informado un año antes, cuando ascendieron a 2 mil 303 millones.

Los resultados pactaron a sus acciones en la bolsa de Nueva York, registrando una caída de más del 12 por ciento, motivado más por su anticipación a un “desafiantes segundo trimestre”, que por sus números en el primer trimestre.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299