Modelos Tradicionales de Comunicación y el Big Data

¿Qué es la inteligencia artificial ? En una definición simple la inteligencia artificial es la inteligencia llevada a cabo por máquinas. Punto.

La tecnología sustituyó de golpe a los paradigmas y modelos comunicacionales que aprendimos, como algo novedoso, en los ochentas y noventas. Teóricos y comunicólogos de esa época como David. K. Berlo, Harold Laswell, Armand Mattelart, Eco e incluso algunas teorías de Giovanni Sartori, han sido rebasadas a gran velocidad por el avance tecnológico insertándolas para el recuerdo en las páginas de libros sobre Teorías de la Comunicación. Historia pura.

Cada vez que me refiero a la evolución en la comunicación, me agrada recordar esta frase que uso en mis clases de comunicación política para ilustrar el salto que ha dado nuestro sector en el tiempo: *De la Carabela de Colón al WhatsApp* concepto que ilustra el salto de nuestro sector en el tiempo y nos presenta de un plumazo la utilidad de la tecnología; imaginemos ahora lo útil que para el descubridor de América hubiera sido al tener una aplicación por la cual informar a los Reyes de España que había descubierto tierra. Se habría ahorrado en el retorno a la península varios meses de viaje.

De igual manera, la sociedad se va transformando y obvio, ya no es la misma que se enfrentó a la revolución de la WEB y la que en el 2000 utilizó con más idea la digitalidad de la comunicación y el boom de los teléfonos celulares. Tampoco es la misma la que ahora vive la llegada a nuestros hogares, empresas e instituciones de la inteligencia artificial.

En este mismo ejercicio de retrospectiva, también los modelos de comunicación y la vertebración de la sociedad no son los mismos y esto, en independencia de traernos nostalgia y gratos recuerdos, obliga a los comunicólogos y responsables de la comunicación corporativa, ahora llamados DIRCOMS, a gestionar mejor los procesos de comunicación y poner especial énfasis en la gestión de la reputación.

¿Qué es la inteligencia artificial ? En una definición simple la inteligencia artificial es la inteligencia llevada a cabo por máquinas. Punto.

Cuando damos más detalles, nos referimos a ella como el programa de computación diseñado para realizar determinadas operaciones que se consideran propias de la inteligencia humana como el auto-aprendizaje.

Coloquialmente, el término se aplica cuando una máquina imita las funciones cognitivas que nosotros los humanos asociamos con otras mentes como por ejemplo, percibir, razonar y resolver problemas.

El concepto no es nuevo, ya John Mc. Carthy en 1956, había acuñado la definición como la ciencia e ingenio de hacer máquinas inteligentes, especialmente programas de cómputo.

Revisemos juntos para continuar con la premisa establecida, las siguientes escenas que ahora son cotidianas y antes eran letra de ciencia ficción. –El armado de autos es ahora realizado por robots, desplazando cientos de personas de sus trabajos; las operaciones bancarias son ahora realizadas desde un Smartphone; los servicios públicos como el agua, la energía eléctrica, compras on line, compra de café entre decenas de servicios más, son realizadas a través de las apps; reservaciones de vuelos, rentas de vehículos, contratación de una habitación en cualquier parte del mundo están ahora al alcance de una tecla.

¿Qué nos toca entonces hacer como comunicadores y mercadólogos ante este panorama?

La primera acción es verificar que la interacción y el alcance de la artificialidad se convierta en una herramienta que complemente nuestras actividades diarias pero que no rebasen el tramo de decisión que nos toca realizar a nosotros. El nombre del juego es apoyo y no sustitución.

Las máquinas operan a la perfección el data mining o el machine learning analizando una gran cantidad de datos pero los seres humanos con esos análisis debemos ser los que tomemos las decisiones, el rumbo, crear escenarios y forjar la identidad de las sociedades y empresas.

¿Alguno de Uds. recuerda la famosa película que ilustra el punto llamada Wall-e?

Nos encontraremos más adelante.