x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

MINI se despide de los motores de combustión ¿Cómo influye a la marca?

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Oliver Zipse, Presidente del Consejo de Administración de BMW AG, ha confirmado lo que fue rumor a principios de este año: MINI se convertirá en una marca completamente eléctrica a principios de la próxima década. En 2025 lanzará el último modelo con motor de combustión. ¿Qué tan acertada será esta decisión?
  • Hasta el momento, no existe una empresa que haya mudado por completo su producción a automóviles eléctricos.
  • MINI, dependiente de BMW, competirá con los coches propios de la marca pero con una amplia gama lanzada por marcas ya consolidadas en el mercado. 
  • Aún no se han develado los detalles en cuanto a si continuará con todas las líneas de MINI existentes.

Pese a que la tendencia es que numerosas marcas fabricantes de automóviles e incluso países completos hayan dicho a dios a los motores de combustión no significa que los estén dejando de utilizar. Chevrolet, Toyota, Volkswagen y Ford, son algunas de las empresas más conocidas en nuestro país que cuentan entre sus filas, con al menos un automóvil eléctrico, sin embargo, la apuesta por los motores de gasolina aún no ha sido declarada, en su lugar, estas marcas han optado por hacer motores pequeños, pero más eficientes, como el caso de los japoneses Suzuki, quienes incluyen en sus vehículos motores turbo cargados de dos cilindros a 1.0 litros.

En la rama de los autos prémium la tendencia es similar Mercedes Benz, Audi y BMW, tienen algún vehículo eléctrico, híbrido o de motorización pequeña, lo cual no ha dejado de lado sus motores a gasolina. Pero ahora, sí podemos hacer hincapié en la última marca mencionada en esta tríada, porque la sub marca MINI, perteneciente a BMW, ha anunciado que en 2025 dejará de incluir en coches los motores de combustión.

MINI: Marca querida pero poco asequible

El pequeño auto que durante años fue el preferido de los ingleses, es apreciado por muchos fanáticos de la marca, incluso, cuando la compañía fue adquirida por BMW, los reclamos escalaron hasta el punto de lanzar varias versiones de una de sus versiones insignia: la John Cooper Works. Pero los problemas para el pequeño alemán-inglés no pararon ahí. Históricamente ha tenido que ldiar con sus costos, pues pasó de ser un auto accesible para el público en general a entrar en la categoría prémium que pronto hizo incrementar sus costos.

En el mercado de los eléctricos, no es la primera vez que conocemos un MINI en esta modalidad, pues la versión SE fue diseñada para competir con algunos modelos de ‘precio accesible’ como el ID.3 de Volkswagen y el Model 3 de Tesla.

Aunque en realidad nunca se instituyó como un auto económico aunque sí es competitivo, el modelo costó cerca de 35,000 dólares, unos 700,000 pesos mexicanos  y ofreció una autonomía de conducción de hasta 270 kilómetros, de acuerdo con datos de la marca. La plataforma Kantar ofreció su top 10 de marcas más apreciadas según sus ventas y auqneu BMW (que lleva de la mano a MINI) se posicionó en tercer puesto, no significa que el MINI se haya reportado grandes ventas, lo que es más, BMW pierde compradores a razón de un casi 13 por ciento de 2017, según Statista.

Ahora MINI se enfrentará a un mercado que domina Tesla Motors y aunque aún no se tenga la precisión de cuánto costará esta nueva línea de autos, se puede suponer que los precios no distarán mucho de los 800,000 pesos mexicanos que cuesta el Tesla de inicio. Para los consumidores que se animen a probarlo, ya sea por amor a la marca o simplemente por encontrar en él una buena alternativa, el reto será medir bien sus posibilidades, la tecnología que MINI traiga consigo puede no ser compatible con las que actualmente hay disponibles y el costo de reparaciones de los motores se incrementará según la manufactura del motor.

En términos generales, MINI Cooper respaldado por BMW desde 2001, deberá pensar bien en sus mercados, pues aunque en Europa se encuentre con un mercado propicio para la venta de autos eléctricos, en América y América Latina, aún se tiene aprecio por los motores a gasolina. Para incursionar en nuestro mercado, se deberá hacer más que una contundente campaña de marketing, se deberá evaluar seriamente si la infraestructura y el público americano, está preparado para acoger una línea 100 por ciento eléctrica.

Te puede interesar:

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados