• Otra razón de la caída en las ventas en estas tiendas es su plan de expansión

  • Conforme abren más  puntos de venta, baja su tasa de transacciones por metro cuadrado

  • Agentes como Sanborns, que no abre muchos locales nuevos, ha estancado sus operaciones

No es sorpresa que México vive un periodo de inestabilidad económica. Varias marcas en el país están preocupadas de que no estén entendiendo las necesidades y exigencias de los consumidores. Desde junio pasado, expertos de marketing creen que una de las grandes barreras para crecer sus ventas es la alta incertidumbre, que a su vez reduce los presupuestos. Muchas empresas son juzgadas por querer reducir su participación en el mercado nacional.

Varios agentes concuerdan que la economía de México no está en su mejor momento. Según El Economista, el bajo crecimiento podría afectar su calificación crediticia ante instituciones internacionales. Por su parte, La Jornada reporta que algunos expertos creen que es necesario prolongar las funciones y facultades de organismos independientes. Expansión señala que el gobierno, para fomentar ventas y dinamismo interno, debe invertir en una reactivación propia. 

Lo cierto es que, más allá de las soluciones que proponen los diferentes agentes, aún no hay un panorama claro de mejora en el corto plazo. Muchas empresas en México experimentan un buen crecimiento, gracias al sólido mercado de consumo del país. Sin embargo, otros sectores no están pasando por el mejor momento. No hay ejemplo más claro de esta curiosa dicotomía que cuando se ven las condiciones del mercado del retail y las ventas de sus representantes.

Tiendas departamentales, en proceso de encogimiento

De acuerdo con El Financiero, las ventas en el sector retail de México no han sido realmente positivas. Varias categorías de consumo, como ropa, calzado y electrodomésticos, sufrieron dramáticas reducciones en las ventas a consumidores. En parte, por la mayor cautela del público. Esto provocó que grandes tiendas departamentales, de la magnitud de Suburbia y Liverpool, disminuyeran sus transacciones en un 9.5 y 6.5 por ciento anual, respectivamente.


Notas relacionadas


Pero mientras las ventas en tiendas departamentales sufren de una caída significativa, hay otro segmento del retail que aún experimenta un alza interesante. En los primeros nueve meses del año, tiendas como Walmart, Chedraui, Soriana y La Comer tuvieron una rentabilidad positiva. La campeona fue Walmart, con rendimientos 5.1 por ciento mayores que el pasado. Por su lado, Chedraui y Soriana tuvieron avances modestos de tres y 1.2 por ciento, respectivamente.

¿Caída generalizada de ventas?

Este fenómeno no solo afecta a las tiendas departamentales en México. Ya desde 2018, se detectaba que los pequeños negocios empezaban a sufrir una caída dramática de ventas. Empresas como Apple y Huawei también han visto cómo la compra de sus productos más icónicos están sufriendo un duro golpe en su distribución a escala internacional. Incluso emblemáticas compañías como Victoria’s Secret no han sabido aceptarse al nuevo entorno.

No es sorprendente que Liverpool y Suburbia experimenten caídas tan radicales en sus ventas. En un periodo de incertidumbre económica como pasa México, las ventas de ticket alto pasan a un segundo plano de prioridad. Pero como compañías al estilo Walmart, Chedraui y Soriana se especializan en productos de primera necesidad, como la canasta básica. Incluso en crisis, este tipo de bienes se seguirán adquiriendo a más o menos la misma frecuencia.

De todas formas, es crucial ver cómo evoluciona México en el corto plazo. Si la gente en el país se decide a seguir reduciendo su ticket de compra, no solo tendrá un impacto en la industria del retail. Otros mercados también podrían verse afectado por esta cautela ante el entorno económico tan complejo. La baja en las ventas de las tiendas departamentales deben ser una llamada de alerta para otras marcas que tal vez están en industrias más estables.

Es cierto que el mercado de consumo de México es masivo y tiene un atractivo internacional. Pero también es importante recordar que, en una economía estancada, sus posibilidades son finitas.

loading...