Mientras Trump vuelve a criticar a la NFL por el himno, la solidaridad se expresa desde la NBA y la Bundesliga

NFL-Trump-Cavs-NBA-02
Imagen: Twitter/@TheWrap

Luego de seis fechas cumplidas en la NFL y con la constante de ver a jugadores protestar durante le ceremonia del himno nacional de Estados Unidos, la polémica sigue creciendo e incluso llegando a otras ligas… como la NBA.

Este miércoles el presidente estadounidense Donald Trump volvió a arremeter en contra de la National Football League (NFL). Cómo es su costumbre, usó su cuenta de Twitter para criticad la decisión de la liga de no obligar a los jugadores a presentarse a la ceremonia del himno previa a cada juego.

En un tono enérgico, calificó la decisión como “una total falta de respeto a nuestro gran país”.

La nueva rabieta de Trump se da luego que el martes la NFL diera a conocer que, tras una reunión entre representantes de jugadores, una comitiva de dueños el director ejecutivo de NFLPA DeMaurice Smith, el vicepresidente ejecutivo de NFL Troy Vincent y el comisionado Roger Goodell no se obligaría a los jugadores a cumplir.

Ante periodistas, Goodell señaló que se abordaron temas que atañen a la liga y sus comunidades y, señaló que “no se les pidió a los jugadores que se comprometieran a pararse durante el himno nacional”.

Esta conversación se da luego que las manifestaciones por parte de varios jugadores de la NFL continuar, incluso después que la propia liga enviara una carta a las 32 franquicias en las que se pide dejar atrás la controversia y que considera que todos los jugadores deberían estar de pie durante el himno nacional.

El tema ha generado una gran polémica, exacerbada por las sentencias de Trump y que las protestas de los jugadores no paran (y en redes dejan constar que no lo harán). Esto se eleva con el apoyo y oposición de sectores de la afición, lo que polariza la situación, una que incluso ya afecta a las marcas que tienen alguna relación de la NFL. Esta probablemente pudo ser la razón de aquella carta y la “recomendación” de mantenerse de pie durante el himno.

Pero, hoy, tras una reunión entre jugadores, dueños y representantes de la liga, queda de manifiesto el peso que tiene el sindicato y, el tema de la libertad de expresión. Tanto, que esto se expande a otros deportes.

Este martes inició la temporada regular de la NBA, donde uno de los juegos de apertura tenía como protagonista a los Cavs de Cleveland y LeBron James, figura abiertamente opuesto a Trump y que en varias ocasiones se ha manifestado respecto a los problemas sociales que aquejan en la sociedad estadounidense, en particular, sobre la violencia contra las personas afroamericanas.

El juego de anoche no pudo escapar a otra acción por parte del número 23. LeBron portó un nuevo modelo de tenis de su marca patrocinadora: Nike. El modelo es el conocido como ‘King James’, pero que en esta edición portan la leyenda ‘Equality’ (Igualdad).

En la NBA sí hay una regla que obliga a los jugadores a estar de pie durante la ceremonia del himno, esto imposibilita ver replicadas las acciones de la NFL. No obstante, encontraron una manera, en algunos juegos se ha visto a los equipos presenciar el acto pero con los brazos entrelazados, en señal de total unidad con el contexto social.

Y, el tema ya trasciende fronteras, en la Bundesliga de Alemania, los jugadores del Hertha Berlín, se arrodillaron previo al inicio de uno de sus partidos oficiales, en muestra de solidaridad con los deportistas en Estados Unidos que protestan contra el racismo.