Michael Kors entra al mercado de los smartwatches, ¿por qué?

michael kors

Las ventas del Apple Watch superan el millón y medio de unidades vendidas en el segundo cuatrimestre del 2016, aproximadamente tres veces las ventas de los smartwatch de su competidor Samsung, que logró colocar 600 mil unidades, según IDC.

Esto muestra el claro dominio de la Gigante de Cupertino en el mercado de los smartwatches, pero parece no importarle a Michael Kors, que presentó “Access”, una línea con dos modelos de relojes inteligentes con Android Wear y el estilo del diseñador, con nombres “Dylan” y “Bradshaw”.

Ambos modelos están a la venta por 395 dólares en Estados Unidos, Reino Unido y otros 16 países a partir de hoy. Competirían además de con el Apple Watch, con dos nuevos modelos de smartwatches del Gear S2 Classic de Samsung, que es la versión más tradición de su último reloj inteligente.

La compañía lanzará sus productos en tonalidades oro rosa de 18 quilates y platino, consiguiendo así que el smartwatch de Samsung se convierta en un accesorio de moda mucho más elegante, lo que atañe directamente a “Access”, que se especializa precisamente en la elegancia de Michael Kors.

samsung-smartwatch

Y es que hasta la irrupción del Apple Watch en el mercado de los smartwatches, la firma coreana Samsung era la líder indiscutible del sector, tal y como reflejan datos de Statista, en el que se muestra que, en el año 2014, Samsung vendió un millón 200 mil unidades de sus relojes inteligentes, seguida por Pebble, con 700 mil unidades y Fitbit, con 600 mil. Pero todo cambió cuando la compañía de Cupertino presentó su Apple Watch.

Sin embargo, Apple se ha ido rezagando en la venta de sus relojes, pues durante el segundo semestre de 2016, las ventas del Apple Watch han caído 55.5 por ciento, ahí es donde entra Kors, uno de los líderes de venta de relojes en el mercado.

Aún así, a Kors y Samsung les espera un competidor mucho más fuerte, el Apple Watch 2 que Apple presentaría este 7 de septiembre, de ahí el lanzamiento de Kors un día antes de que la atención se centre en la compañía de la manzanita.