Michael Kors dejará de vender pieles de animales en 2018. ¿Qué oportunidad abre su decisión?

Michael Kors es una marca que ha debido su impacto al trabajo que ha hecho en el segmento de accesorios como los relojes y bolsos.

Las marcas de moda se han determinado a generar una serie de acciones con las que ha sido posible construir nuevas pautas en la manufactura de prendas a nivel mundial.

Dentro del mercado de moda, las pautas creativas transforman a la industria de moda no solo por los diseños que se replican, también por los materiales que marcan nuevas formas de comercializar en el mercado.

Esto ha hecho dentro del marketing cambios significativos, sobre todo cuando se lanzan al mercado innovaciones que trabajan en dos sentidos: los estilos de vida del consumidor y el retorno de inversión de un cambio en el esquema de negocio representa para las marcas.

Stella McCartney estableció una pauta con el diseño de prendas hechas de algodón orgánico y prendas libres de pieles animales.

Armani comenzó a generar un nuevo planteamiento en el mercado de moda con su anuncio donde dejaba de utilizar pieles animales en la confección de sus prendas.

Cifras de Fur Information Council of America (FICA) revelan que las ventas de pieles de pelo en Estados Unidos durante 2014, fueron de 1.5 billones de dólares.

Editd, un servicio que monitorea datos de distribución y reportó que el número de prendas con piel de pelo en exhibición creció en 74 por ciento en tiendas según un resumen hecho en noviembre de 2014, comparado con el mismo periodo de 2013. Durante 2015, según FICA, el 73 por ciento de los diseñadores de Milán, Nueva York, Paris y Londres, presentaron piel de pelo en sus colecciones.

Ahora, a Armani se han sumado Gucci y recientemente Michael Kors, luego de que John D. Idol, presidente y consejero delegado del grupo dueño de la marca, aseguró que le complacía “anunciar el compromiso de nuestra empresa de dejar de utilizar pieles de animales. Esta decisión marca un nuevo capítulo en nuestra compañía, que continúa evolucionando en el uso de materiales innovadores”.

La decisión implica a Jimmy Choo, de la que se hizo dueño el grupo y ahora que crece el número de marcas que dejarán de usar pieles animales se establecen dos pautas. La primera, es la mayor demanda de pieles vegetales, como las que están hechas a partir de desechos de piña y la segunda, es una nueva cultura de consumo alineada a una demanda por marcas éticas y productos sustentables.