Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

México, un mercado líder en cine que podría estar en peligro con extinción de Fidecine

Históricamente, México se ha colocado como uno de los mercados más importantes para el cine a escala internacional, en consumo y producción

Compartir:

cine en casa
  • A escala global, la industria del cine genera ingresos por alrededor de 136 mil millones de dólares

  • También se conforma por alrededor de 57 mil 940 compañías, entre casas productoras, servicios de catering, etcétera

  • En lo que se refiere a empleados, hay unos 739 mil 550 personas en todo el mundo que, directa o indirectamente, sobreviven de este mercado

Durante la semana, la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados avanzó la propuesta de eliminar cientos de fideicomisos en México. Esto, como parte de la lucha contra la corrupción que ha emprendido el Gobierno federal. Parte de los fondos que van a reestructurarse están en Fidecine, el incentivo líder para la producción de cine en todo el país. Por supuesto, la decisión fue una de las más discutidas a lo largo de estos últimos días.

Hay quienes defienden que la desaparición de Fidecine no tendrá mayores consecuencias para la producción de cine en México. Esto, porque el Gobierno federal prometió que los recursos de los fideicomisos se seguirán proporcionando a sus respectivas causas, solo con un formato de atribución distinto. Otros apuntan que la decisión puede ser una oportunidad perfecta para simplemente desaparecer este apoyo. Las implicaciones son muy considerables.

El peso del cine en, y de, México

Para entender por qué es tan importante la decisión, primero vale la pena ver la posición que el país ocupa en la industria cinematográfica internacional. De acuerdo con Statista, para 2019 México era uno de los principales consumidores de cine, en número de tíckets vendidos. Para ese año, se dio una distribución de 352 millones de entradas. La cifra solo es superada por China, India y Estados Unidos (EEUU), todos ellos con poblaciones mucho más grandes.


Notas relacionadas


En cuestión de producción de cine, México también es una fuerza importante. En el mismo reporte de Statista, el país figura como uno de los líderes de América Latina en los índices de audiencia totales. Si bien podría no ser un ejemplo perfecto de cinematografía de culto, No Manches Frida 2 fue uno de los estrenos más vistos en toda la zona. Su lanzamiento causó que más de 44 mil personas la acudieran a ver a su estreno, una cifra alta frente a la media.

También en lo que se refiere a la recaudación, el cine de México es una fuerza de talla global. Una vez más tomando las cifras de Statista, en 2019 el país generó ingresos de mil millones de dólares (mdd) a lo largo de todo el año. Con este número, superó la recaudación en taquilla de lugares como Rusia, Australia, Italia, Brasil y España. Estos números explican el peso de esta industria, pero no explican necesariamente por qué la desaparición de Fidecine es algo crucial.

Adiós fideicomiso, adiós innovación

Hablar de la situación del cine mexicano es como hablar de una industria cualquiera. Para los emprendimientos más novedosos y las empresas en crecimiento, puede ser doloroso reunir el dinero necesario para lanzar su proyecto. Generalmente se requiere que los individuos hagan una recaudación con amigos, familiares y otras fuentes cercanas. Esto significa que muchas iniciativas ni siquiera pueden ver la luz del día antes de fracasar. Algo similar pasa en el sector.

Existen muchas producciones de cine en México que no están respaldadas por los grandes nombres del sector. Documentalistas, directores, guionistas emergentes son los que más pueden sacar provecho de Fidecine, pues es un flujo de dinero seguro para financiar sus producciones. Proyectos que, de otra forma, jamás podrían salir a la luz. Así pues, con la desaparición del fideicomiso (sin un sistema que lo reemplace), no solo se condena a los indie.

Además se le estaría dando una sentencia de muerte a los próximos Gael García, Alejandro González Inárritu, Luis Estrada y Guillermo del Toro. Fidecine existe para hacer crecer a las ideas prometedoras en cine que, de otra forma, no podrían siquiera despegar. Así pues, se estaría poniendo en riesgo dos factores cruciales de la industria nacional. Primero, el mercado enorme que las cifras de Statista reflejan. Segundo, el legado artístico del país en este sector.

Otros artículos exclusivos para suscriptores