México orgulloso de sus jóvenes ante el #SismoMéxico2017

Colaboración en 3 grados ante el sismo del 19 de septiembre.

Resaltamos dos de los muchos aprendizajes a raíz del sismo en México el 19 de septiembre de 2017 a las 13:14 horas (#SismoMéxico2017), para una sociedad civil ya de por si socavada. Primero la colaboración de toda la sociedad en su conjunto y segundo la participación sus jóvenes millennials; ellos y ellas no estaban ausentes, sino que no había un reto que los hiciera presentes.

En los diversos medios de comunicación encontraremos miles de fotografías que quedarán en los archivos y en el corazón de una sociedad bendecida y agradecida.

col-c-vargas-sismo-01

Los tres grados de la colaboración

En un programa de coaching a nivel América Latina, Fernando Saenz Ford, reflexionó acerca de la colaboración en momentos de crisis, referido al #SismoMéxico2017 y al #HuracánIrma2017 que abatió Puerto Rico este mismo mes de septiembre, haciendo énfasis en la importancia de no aislarse ni sentirse relegado a participar, colaborando en el momento o posteriormente a hechos tan lamentables como lo fue el acaecido en varios estados de la república mexicana, el pasado 19 de septiembre de 2017 (#SismoMéxico2017), una recreación del terrible sismo, ocurrido un día 19 de septiembre de 1985, hace 32 años, convirtiéndose en esta forma en una fecha con energía trascendente, invisible e inmensurable, en una palabra un “karma” para nosotros los habitantes en México.

El porqué de la no participación colaborativa

Es muy claro que no todas las personas logramos, podemos, sabemos o queremos participar como rescatistas o de apoyo directo en diversas actividades en un acontecimiento de esta magnitud como lo fue el #SismoMéxico2017.

Algunas personas están marcadas por experiencia anteriores, miedo, cautela o sencillamente convencimiento de no participar por motivos muy personales, otras por edad avanzada, discapacidad física o de otra índole, como pudiera ser la indisposición psicológica o simplemente emocional, y aquellas personas que por distancia se ven impedidas.

Al final, estamos convencidos que en varios de estos casos surge, en el momento o posteriormente, la impotencia y coraje con uno mismo de no poder estar o haber estado ahí presentes colaborando, participando, es cuando decir “hubiera” sale ya sobrando.

Que constriñe a la colaboración

Es en esas heterogéneas conductas o renuencias a colaborar es dónde hay que dimensionar la posibilidad, imaginación y el alcance de los diversos grados de la colaboración en circunstancias como las del #SismoMéxico2017.

Hay que considerar que la colaboración en si misma está rodeada de una amplia escala de valores humanos; relacionamos algunos en la siguiente imagen.

col-c-vargas-sismo-02

Estos valores son y serán la fuerza motora que empujan a la colaboración espontánea o preconcebida.

La sociedad civil su colaboración y el #SismoMéxico2017

Ésta es una oportunidad para la sociedad civil mexicana para dimensionar el sentido que puede tener su participación directa o indirecta con un impulso dirigido y de colaboración efectiva.

La colaboración es todo un proceso donde se involucra el trabajo de varias personas en conjunto, tanto para conseguir un resultado muy difícil de realizar individualmente, como para ayudar a conseguir algo a quien por sí mismo no podría.

La colaboración es un aspecto intrínseco de la sociedad humana y de los seres vivos en general, y particularmente se aplica a diversos contextos siempre relacionado con términos similares, como la cooperación y la coordinación.

El aprendizaje colaborativo se suma como uno de los componentes esenciales de la pedagogía progresista.

La tecnología digital y el #SismoMéxico2017

En este lamentable acontecimiento la tecnología digital se utilizó de una manera tan importante como lo fue la supervivencia, así como en el sentido de incrementar la productividad y el trabajo en equipo de los diversos grupos de apoyo, algunos grupos los relacionamos en el siguiente gráfico.

col-c-vargas-sismo-03

La tecnología digital comenzando por WhatsApp, ha sido y será revalorizada por toda la sociedad mexicana, gracias a ella podemos contar emocionantes y trágicas historias de muerte, oportunos rescates y muchos casos de feliz supervivencia. Es momento de tomar el tema digital con gran seriedad, para culturizar y capacitar.

“Ya aprendimos a ‘protegernos’ de la delincuencia, ahora habrá que pensar en inminentes embates y protección ante la naturaleza”

Un mix eficiente, eficaz y con calidad humana

Pues bien, los valores de la sociedad civil mexicana, el sentido colaborativo, innato en algunos casos y en otros aprendido, la presencia de la tecnología digital y la reacción de los jóvenes mexicanos, son temas y paradigmas que debemos repensar y en algunos casos rectificar, como cuando con asombro y orgullo vemos salir a las calles de México a nuestros jóvenes en general y en especial los referidos a la llamada generación millennial.

Ahí estuvieron y están esos millennials, en todas y cada una de las ciudades trastocadas en su sentido físico, económico y espiritual por ese hoy tristemente reconocido como #SismoMéxico2017.

Más de un millón de personas, en su gran mayoría jóvenes, haciéndonos ver que el ADN del México valiente está echado para adelante, como lo ha estado en diversos pasajes de la historia de México y en el sismo del fatídico 19 de septiembre de 1985, fecha en la que muchos de ellos no habían nacido.

“Es el ADN de los jóvenes de México de ayer, de hoy y de siempre, por los siglos de los siglos”

Tomaron palas, se pusieron cascos, guardaron su móvil en el bolsillo trasero, utilizaron el Facebook, Twitter, el épico WhatsApp, para encontrar, para buscar, para enviar información en una palabra para ayudar a salir adelante ante el embate de la naturaleza ante los destrozos de ese #SismoMéxico2017.

Los grados de la colaboración

Primer Grado

Aquellos que estuvieron y están comunicando vía digital, enviando información, para advertir con imágenes, voz o texto con frases reconfortantes, informativas, de advertencia acerca de situaciones que emergieron a raíz del #SismoMéxico2017, estas generalmente son acciones que, además de apoyar, intentan tranquilizar espíritus frente a lo que está pasando y esto, nos dicen los expertos:

“Es entrar en el espacio de la escalera colaborativa y salirse de la no colaboración, de la marginalidad de lo que pasa y ser parte de alguna manera”

Segundo Grado

Es aquel nivel que está generando una colaboración directa con los involucrados, con los afectados, cómo lo puede ser el apoyo psicológico o simplemente el consuelo, el referente al abastecimiento y en general a la retadora logística de medios para salir adelante del conflicto.

“El segundo grado es estar ya en contacto con los afectados, es hacerles sentir que no están solos”

Tercer Grado

Es la colaboración de aquellos que ponen y pusieron en riesgo sus vidas, “aquellos que pusieron los pies en el barro” como el joven que corrió y se adentró a las fauces del colegio Rébsamen, totalmente colapsado, para salvar con prontitud y con el mayor cuidado y ternura a niños recién afectados, actuando en un sentido, con un solo propósito, salvar al ser humano que es visto como un hermano.

“El tercer nivel de colaboración, es lo más alto de la entrega humana, que es poner en riesgo tu vida por el otro”

Los aprendizajes que nos deja el #SismoMéxico2017

No confundamos vivir en una cultura del miedo a una cultura de la previsión y ahí es adonde debemos dirigir nuestros esfuerzos como sociedad, no podemos vivir pensando que hubo buenos y malos, debemos seguir adelante con la convicción de que las personas actuamos de buena de fe, sin confundir la candidez de una reportera y de la sociedad con la supuesta mala intención de un grupo de poder.

Recordemos que hay diversos grados de colaboración y que no obstante de no estar, como se dice: “Al pie del cañón” se está presente con ayuda humanitaria, con mensajes de aliento. Y además existe la oportunidad de seguir apoyando con diversas acciones, hay miles de familias que lo han perdido todo, menos su deseo de reconstruirse y ahí podemos estar.

Por favor difunde esta página Verificado19s para poder informar correctamente y hagamos que nuestro deseo de colaborar llegue a donde y a quien debe ser.

Reflexión #SismoMéxico2017

Hoy siento gran orgullo de ser mexicano y este sentimiento de la sociedad será el disparador para buscar lograr el gobierno que merecemos, cómo excelsamente expreso Juan Pardinas en su artículo titulado “De valientes e imbéciles”, en el periódico Reforma.

Esta colaboración es dedicada a los jóvenes de México, incluidos los jóvenes de mi familia, a mis hijos, nietos, sobrinos y en especial aquellos niños y jóvenes que perdieron la vida en el momento y/o posteriormente en acciones de ayuda a sus hermanos mexicanos. ¡Viva México, estamos de pie!