México hará una oferta que Brasil y Argentina no podrán rechazar

Desde que Donald Trump asumió el pasado 20 de enero, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) ha estado en boca de todos. Es que el magnate, ya desde la campaña electoral, viene diciendo que lo va a anular porque perjudica el nivel de empleo de su país.

En ese contexto, es clave el abastecimiento de granos (maíz, trigo, entre otros) hacia México, ya que si las condiciones cambiaran (y parece que es lo más probable), el costo de importación desde los Estados Unidos subiría y ya no sería tan conveniente.

Es por esto que desde el mismo anuncio de Trump, todos los mecanismos del gobierno mexicano, como las empresas, han comenzado a buscar posibles alternativas. Allí es donde Argentina y Brasil aparecen en escena.

Juan Carlos Baker, subsecretario de Comercio Exterior de México, dijo que están “analizando reducir a cero los aranceles a las importaciones de granos provenientes de Brasil y Argentina, es decir los mismos términos que hoy rigen para los productores agrícolas norteamericanos”, publicó El Cronista. Es que si bien importar granos desde América del Sur podría sonar antieconómico (en comparación con un país vecino como Estados Unidos), eso era sólo porque gracias al TCLAN era eficiente.

Según Baker, “las exportaciones norteamericanas se hacen por tren y traer productos desde Argentina o Brasil es por barco, lo que todavía es muy barato”. Y agregó según el mismo medio argentino, que si Estados Unidos tuviera que pagar los aranceles a sus exportaciones, tanto sus granos como las materias primas agrícolas provenientes de América del Sur estarían en pie de igualdad.

De acuerdo con lo publicado por el británico The Financial Times, México es el mayor comprador mundial de maíz de Estados Unidos y está considerando ofrecer “acceso libre de aranceles al grano brasileño y argentino como una alternativa a las importaciones estadounidenses”.

Según le dijo Baker a The Financial Times: “Estamos bastante avanzados en el acuerdo con Brasil; con Argentina nos falta un poco más”. El subsecretario planea visitar Argentina en abril o mayo, antes de llegar a Brasil.

Según el diario financiero, México estaría en posición de ofrecer a las dos naciones latinoamericanas una “oferta que no podrán rechazar”: “Los mismos términos que los agricultores estadounidenses ahora disfrutan”.