x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Mexicanos viven engañados: Aunque dicen estar bien informados sobre la pandemia, es falso

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Un nuevo estudio analizó el efecto de la desinformación y las fake news, en especial en torno a la pandemia, entre los mexicanos y otros países
  • Por fortuna, menos de una quinta parte de los mexicanos creen que el 5G provoca infecciones de COVID-19

  • Asimismo, solo 17 por ciento de la población de la República está convencida que Bill Gates compró la OMS

  • El estudio encuestó a siete mil 300 personas de México, India, Estados Unidos Jordania, Filipinas, Alemania y Sudáfrica

El tema de la desinformación y las fake news se ha vuelto muy grave en la mayor parte del mundo. Y es que estos conceptos han sido utilizados por agentes políticos para desprestigiar y quitarle legitimidad a noticias, agentes y líderes que afectan su reputación. O bien, que se presentan como opositores a sus ideales. Este fenómeno se ha acrecentado con la pandemia, ante la masa de engaños y teorías de la conspiración. Los mexicanos no son una excepción.

De hecho, según un nuevo estudio de la Fundación Friederich Naumann para la Libertad, la situación de los mexicanos podría ser más grave que el promedio. En una encuesta a gente de siete países de todo el mundo, incluyendo mexicanos, se encontró que la gran mayoría de las personas en el país se sienten bien informados sobre la pandemia. La realidad es que al 47 por ciento de este público les cuesta trabajo distinguir entre noticias legítimas y datos engañosos.

Además, varias teorías de la conspiración peligrosas tienen una alta penetración en el país. Más de una tercera parte de los mexicanos encuestados dijo que el virus de la COVID-19 fue creado en un laboratorio chino. Una cuarta parte también cree que es una arma biológica de Pekín. Además, cerca de la mitad creen que Bill Gates no solo tiene más poder en la República que el mismo gobierno. También están convencidos que está pidiendo vacunas obligatorias.

Desinformación y el problema de los mexicanos

Hay que reconocer que no se trata de una situación única de la República. Así como sucede con los mexicanos, en todo el mundo están circulando tantas fake news sobre la pandemia que agentes como WhatsApp han tenido que incluir filtros. Asimismo, varios estudios se han dado a la tarea de comprobar que las redes sociales son cruciales para difundir peligrosas teorías de la conspiración. El problema es tan grave, que ha requerido acciones coordinadas.


Notas relacionadas


Pero el problema específico de los mexicanos es mucho más grave. Hay que recordar que, al contrario de Europa y Asia, la COVID-19 todavía está en aumento en muchos estados y zonas del país. El proceso de reapertura gradual ha contribuido a acelerar el contagio en una buena parte del país, poniendo mucha presión en los sistemas de salud de varias comunidades. La penetración de las fake news y la desinformación es solo la cereza del pastel en todo el caos.

Las fake news y la desinformación no son inocentes. No solo hace que la gente sea menos receptiva a datos verdaderos, que podrían ayudar a controlar y terminar antes, o sin tantas muertes, la actual crisis sanitaria. También mina la confianza en medios de noticias, médicos y más agentes, que tienen un rol crucial en el manejo de la pandemia. Los mexicanos viven bajo un engaño. Pero no de gobiernos, sino de su confianza hacia las fuentes engañosas y falsas.

Protegiéndose de las fake news

Como ya se dijo, el fenómeno de la desinformación que afecta a los mexicanos y el resto del mundo no es nada nuevo. La credibilidad de los contenidos ya era un reto desde tan atrás como julio del 2019. De hecho, ya existían análisis sobre la interacción entre el público de la República y las fake news para el segundo semestre del año pasado. Y se han creado un sinfín de iniciativas pensadas para filtrar y reducir la ola de estos artículos engañosos en la web.

Por desgracia, son los mismos usuarios (mexicanos y de otros países) los que tienen el control en el efecto de las fake news en su vida diaria. De acuerdo con la Universidad de Cambridge, es crucial establecer leyes que afecten la raíz, y no los efectos, de este fenómeno. The Verge apunta que es importante que los individuos sean más responsables en su consumo de todas las noticias y contenidos. Y la misma Fundación, se debe invertir en la alfabetización digital.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados