Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

“Mexicana” se queda en Sedena; ¿qué falta para operar nueva aerolínea?

Trabajadores de Mexicana de Aviación aceptaron entregar la marca al Gobierno federal para la creación de una aerolínea del Ejército, la cual espera iniciar operaciones a finales de 2023.
  • Se prevé que la nueva aerolínea de Sedena esté lista a finales del próximo año y que inicie funciones al mismo tiempo que el Tren Maya.

  • Por ahora se está haciendo el avalúo sobre la marca de Mexicana de Aviación para, con ello, indemnizar a los trabajadores, activos y jubilados.

  • Con la compra a Compañía Mexicana de Aviación, el Gobierno tendrá que sortear algunas limitantes legales del Ejército para operar nueva aerolínea.

 

Luego de que el Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) confirmara que la nueva aerolínea de Sedena es un hecho y que adoptará el nombre “Mexicana”, la negociación se centra en un nuevo avalúo que contemple una “recompensa” para los acreedores de la marca “Mexicana de Aviación”.

Tal como lo predijo Merca2.0 el 12 de octubre de 2022, los trabajadores en activo y jubilados de la extinta Compañía Mexicana de Aviación, S. A. B. de C. V. aceptaron entregar la marca de esta aerolínea para crear una nueva operativa aérea a cargo del Ejército mexicano.

 

“Dimos una predicción 100 por ciento acertada. Vienen situaciones complicadas, pero creo que va en camino correcto la propuesta de cómo se hace la compra, es decir, será importante la valuación. Recordemos que las valuaciones han ido disminuyendo, creo que la de 2017 fue de 70 millones; entonces, es muy probable que los trabajadores consideren un poco más, porque es uno de los pocos activos que le queda a la aerolínea de Compañía Mexicana de Aviación”, considera Daniel Legaspi, Socio de Santamarina + Steta.

 

Y es que, en conjunto con el experto legal, este medio realizó una investigación que ya daba indicios de que Mexicana sería la marca por la que optaría el Gobierno federal, pues -antes de que se anunciaran las intenciones de AMLO de abrir una aerolínea nacional a cargo de Sedena- nuestra búsqueda en el IMPI encontró que Mexicana de Aviación había realizado movimientos “recientes” con una marca presentada el 19 de febrero de 2021 y refrendada el 04 de octubre del mismo año. Se trata de Mexicana Airlines, marca que también pertenece a la Clase 39, correspondiente al servicio de transportación de paquetes y pasajeros.

El mapeo también arrojó una interrogante sobre las recientes operaciones de Mexicana de Aviación en su página web, pues durante años mexicana.com mostró el logotipo de Mexicana, en referencia a la aerolínea, pero en 2021 esto cambió. De acuerdo con la investigación realizada en Web Archive Org, que arroja capturas de pantalla de las páginas de internet y sus movimientos día con día, la Compañía Mexicana de Aviación dejó de mostrar la identidad de la marca aeroportuaria el 11 de agosto de 2021, pese a que el dominio seguía vigente hasta el 26 de abril de 2028.

Estos dos antecedentes hicieron que Merca2.0 y Santamarina + Steta arrojaran un pronóstico acertado con lo que hoy se confirma, pues hasta ese momento se consideraban dos posibles formas de que Mexicana de Aviación pasara a manos del Ejército: por medio de una licencia que estableciera condiciones de pago de regalías, temporalidad y alcance para todos los servicios que protege el registro marcario, es decir, un tipo de “renta” u autorización para el uso de marca, o por medio de la compra total de Mexicana de Aviación.

 

Marca “Mexicana” se queda en Sedena

De acuerdo con lo informado, los ingresos que entregue el Gobierno federal por la compra de la marca se distribuirán entre los trabajadores de la antigua aerolínea, pero será en próximas semanas cuando se conozca el monto total por el cual se cierre la venta y la “recompensa” extra.

Este movimiento se contempla dentro del “plan integral” de AMLO que busca manejar varios aeropuertos a través de la Secretaría de Marina (Semar) y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), como ocurre con los eropuertos de Campeche, Ciudad del Carmen, Ciudad de México, Tulum, Chetumal, Palenque y el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA).

Con esta estrategia se pretende bajar el precio de los vuelos, aumentar el número de rutas y permitir el cabotaje para que las empresas extranjeras puedan llegar a Cancún y se les permita pasar por Campeche o Ciudad de México.

No obstante, lo que no se ha aclarado hasta el momento es cómo se planea operar “Mexicana” a finales de 2023 sin resolver aún las limitantes legales que le impiden a Sedena contar con una concesión de aeropuerto y de aerolínea al mismo tiempo.

Esto, ya que, como nos explicó el experto Mariano Calderón, Socio de Santamarina + Steta, es cuestionable la constitucionalidad con la que el Gobierno federal busca reformar la Ley de Aviación Civil y la Ley de Aeropuertos.

Recordemos que el Artículo 9 de la Ley de Aviación Civil dice que para prestar el servicio público de transporte aéreo nacional regular se requiere una concesión, la cual sólo se otorga a personas morales mexicanas. Es decir que la propuesta busca entablar la posibilidad de que empresas paraestatales como Sedena también sean sujetas de concesiones aeroportuarias.

 

“De aprobarse esta iniciativa, se iría en contradicción de lo que establece la Constitución, por lo tanto, cabe la posibilidad de que se promueva algún medio de defensa constitucional, que tendrá que ser analizada por la Suprema Corte, que podría declararla inconstitucional”, abría afirmado el experto legal.

 

Por lo pronto, sea cual sea la ruta legal que se tome para lograr operar en 2023 la nueva aerolínea estatal, la compra de la compañía quebrada hace más de 11 años se concretará.

Mexicana de Aviación  aún adeuda alrededor de 9 mil millones de pesos y fue valuada por última vez por 75 millones de dólares, por lo que el nuevo cálculo que se realiza ya contempla nuevos factores, como la salida del mercado de Interjet y la indemnización pedida por los ex trabajadores.

“La marca se pondrá a la venta, la compra el gobierno, y una vez comprada la marca y liquidado el precio, queda libre de gravamen”, ha expuesto a nivel nacional Fausto Guerrero, presidente de la Asociación de Jubilados, Trabajadores y Extrabajadores de la Aviación Mexicana.

Con ello en mente, solo nos queda contemplar la depreciación de Mexicana de Aviación a lo largo de los años y las ventajas de la Administración de AMLO. ya que este no es el primer ni único intento de vender la marca y los bienes de la aerolínea al Gobierno federal, en otras ocasiones se ofertó el centro de mantenimiento MRO y sus dos recintos fiscalizados del AICM.

 

 

Ahora lee:

Aerolínea de Sedena: ¿cómo podrían utilizar la marca de Mexicana de Aviación?

La defensa de la democracia pasa por defender la eficacia del sistema electoral

Mexicana de Aviación podría recobrar el vuelo pero con estas condiciones 

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados