7 métricas de negocios que todas las empresas siempre deben rastrear

7 métricas de negocios que todas las empresas siempre deben rastrear

Entre los principales motivos por los que las empresas de la actualidad fallan, según destaca SuccessHarbor, se encuentran los errores con la gestión en distintos apartados, como el financiero. Al no tener un buen control de este tipo de aspectos, es casi un hecho que tarde o temprano todo se saldrá de las manos para los encargados de gestionar el negocio, por ello, para atender una parte de esos retos, en este espacio compartimos algunas métricas de negocios que no deben pasar desapercibidas para tener un mejor manejo de los números de la empresa y poder tomar mejores decisiones.

¿Cuáles son las métricas de negocios que no se deben perder de vista?

De acuerdo con información compartida por HubSpot, estas son las 7 métricas de negocios más relevantes que todas las compañías y marcas deberían de rastrear:

  • Crecimiento de ingresos

Como primera de estas métricas de negocios que no se debe perder de vista está el crecimiento de los ingresos, y como podría entenderse, se refiere a la cantidad de ventas generadas por la venta (valga la redundancia) de los productos menos el costo de los artículos devueltos o no entregados.

Esta métrica es empleada por las empresas para medir el rendimiento financiero que están teniendo, por ello, los números no se deben comparar con los de la competencia sino con los de la propia compañía para tener una mejor idea de cómo avanzan las cosas.

En función de esta métrica las empresas se pueden establecer metas que sean realmente alcanzables y con ella las firmas pueden ver el crecimiento que tienen año tras año.

  • Costos fijos promedio

Como posiblemente ya sabrás, esta segunda de las métricas de negocios se refiere a los costos que permanecen constantes para la empresa sin importar si el negocio vende más o vende menos productos, en este apartado se integran elementos como la renta de la oficina, el hosting del sitio web, las facturas por servicios públicos, prestamos para pequeñas empresas, impuestos, seguros de salud, entre otros.

Para determinar el valor de esta métrica, es decir, cuánto debe pagar el negocio por cada unida de producto antes de que se sumen los costos variables necesarios para producirlos, se deben calcular los costos promedio fijos, para ello la fórmula a seguir es la siguiente.

Costos fijos promedio = Costos pisos totales / número total de unidades producidas.

La métrica revela el nivel de impacto que los costos fijos tienen en el potencial de los productos para generar ganancias y lo que se deberá gastar en costos variables para lograr esas ganancias.

  • Costos variables promedio

Como tercera de las métricas de negocios están los costos variables promedio, esta se trata del costo de toda la mano de obra y los materiales empleados para la producción de los productos de la empresa. Los costos variables dependen de la cantidad de productos que se logren vender, por ello, mientras más unidades del producto se vendan, más altos serán los costos variables.

Entre los elementos que integran los costos variables se encuentran los materiales, el equipo para producción, las comisiones por ventas, los salarios del personal, los costos de envío y packaging, entre otros.

Para calcular esta métrica se debe sumar cada uno de los costos variables totales únicos de cada producto y dividirlos entre el número total de productos fabricados (unidades).

  • Proporción del margen de contribución

La cuarta de estas métricas de negocios se calcula restando los costos variables requeridos para producir una unidad del producto de los ingresos que se generaron. El margen de contribución ayuda a comprender qué tan rentables son cada uno de los productos de la compañía.

Para entender cómo impactan de forma individual los resultados finales, es mejor calcular cada uno de los índices del margen de contribución del producto, para ello la formula a seguir es:

Proporción del margen de contribución= Ingresos totales por ventas – Costos variables de cada producto / ingresos totales por ventas.

Cuando se conoce la proporción del margen de contribución de cada producto es posible entender qué productos generarán más ingresos si se producen más unidades de estos.