Mercadotecnia de precisión: Aurora Cannabis contrató a un asesor estrella

La contratación estratégica de Nelson Peltz elevó las acciones de Aurora Cannabis en la bolsa. El nuevo asesor estratégico puede ser el trampolín que la lleve a ser una de las mejores opciones para invertir.

cannabidiol
Imagen: bigstock

De acuerdo con un estudio publicado en febrero por Cowen & Co, casi el siete por ciento de los estadounidenses ya están usando cannabidiol (CDB) en alguna de sus presentaciones. Esto ubica al compuesto a base de cannabis en una posición de privilegio en un mercado potencial de US$ 16.000 millones para 2025, según el mismo informe.

Otro estudio, del banco de inversiones Jefferies Group, dice que la industria mundial del cannabis alcanzaría un valor de hasta US$ 130.000 millones en 2030.

Además, para Cowen & Co, Canopy Growth, Aurora Cannabis, Cronos Grop, Hexo Corp y CannTrust Holdings son las compañías “mejor posicionadas para dominar el mercado del cannabis a nivel mundial”.

Ante este escenario de fuerte competencia, Aurora Cannabis decidió hacer un movimiento de mercadotecnia arriesgado y clave en busca de un mejor posicionamiento: contrató como asesor e inversor estratégico a Nelson Peltz, un inversionista multimillonario socio fundador del fondo de cobertura Trian Fund Management.

No se trata de una inversión en fábricas ni la apertura de nuevos mercados (eso va en paralelo), la decisión para elevar el interés de los inversores fue sumar a un experto en finanzas de gran trayectoria. “Si Peltz apuesta por el cannabis, allá vamos”, imagina la firma que pensarán todos.

Nelson Peltz, a la izquierda, junto a Ed Garden y Peter May, fundadores de Trian Fund Management. Imagen TFM.

Peltz es una verdadera estrella en el mundo de los meganegocios financieros y la sola noticia de su contratación tuvo el efecto deseado: las acciones de Aurora Cannabis aumentaron fuerte en la bolsa (+14%).

Peltz se desempeña actualmente como presidente no ejecutivo de The Wendy’s Company y es director de Procter & Gamble.

Su historial como inversor es vasto: basta decir que el valor de Pepsi cayó en 2016 cuando Peltz vendió sus acciones en esa compañía de bebidas y que las de P&G subieron después de que Peltz se uniera a su junta directiva en 2017.

Aurora Cannabis dijo que le otorgó a Peltz opciones para comprar 19,96 millones de acciones comunes a un precio de 10,34 dólares canadienses por acción (unos US$ 7,74 por acción).

Bigstock.

El estratega se convertiría así en el segundo mayor accionista de la compañía si toma todas las opciones. Vanguard Group tenía 20,3 millones de acciones de Aurora a fines de 2018, según Yahoo Finance.

Mientras se daba a conocer el comunicado de la llegada de Peltz a la compañía canadiense, las acciones subían en la bolsa. “Creo que Aurora tiene un sólido historial, está fuertemente diferenciada de sus pares, ha logrado una muy buena integración en su cadena de valor y está lista para pasar al siguiente nivel”, dijo el inversionista.

“También creo que los productores canadienses con licencia, y Aurora en particular, están bien posicionados para liderar el desarrollo de la industria internacional del cannabis a medida que se avanza en las regulaciones”, agregó.

Un tema de regulaciones

Efectivamente, el avance de la industria del cannabis está sujeto al fin de las prohibiciones a nivel mundial.

El problema del cannabis sigue siendo el mismo de siempre: la legalidad.

El estudio hecho por Jefferies habla de proyecciones y dice que la explosión del mercado llegará tarde o temprano porque “hay perspectiva de que en los próximos años Estados Unidos y todos los países de Europa y América latina legalizarán el cannabis con fines recreativos y médicos”.

Los más beneficiados serán los sectores industriales relacionados con productos farmacéuticos, alcohol, salud y bienestar y cuidado de mascotas.