Mercadólogo, cliente y consumidor, su papel específico

Tips para generar empatía con el cliente potencial

Dentro del terreno del marketing y la publicidad, todo proceso que involucra con estas especialidades profesionales integra actores fundamentales tales como el creativo, el cliente y el público consumidor.

Estos tres personajes  juegan papeles determinantes  que al final del camino convergen en un trabajo que requiere de calidad para ser consumido y para que sea de verdadera utilidad .

Para que te hagas consciente  acerca de tu labor creativa, mencionaremos algunas características que definen a cada uno de estos actores del proceso creativo.

Cliente
Los clientes surgen a partir de una necesidad de consumo determinada que no necesariamente son las del usuario o consumidor final del producto. Ellos solicitan que los creativos del marketing y la publicidad generen los contenidos adecuados para promover sus propios productos y servicios.

La creatividad se involucra  directamente en estos productos y es tu misión generar mensajes convincentes. No  siempre estarás de acuerdo con las apreciaciones del cliente  y en ocasiones el trato con ellos puede ser complejo. Es por ello que como creativo requieres desarrollar una buena capacidad de negociación y conducirte de manera adecuada ante ellos.

Mercadólogo, publicista, creativo 
La parte creativa está del lado de tu cancha y es importante que en cualquier trato que hagas,  establezcas tu condición Ante el cliente. Y es que, si bien su opinión es fundamental y su papel es determinante porque él paga y él es quien busca que lo que ofrezcas le brinde ganancias, al final la responsabilidad de llevar a buen término el proyecto publicitario de cualquier producto es tuya.

Consumidor
Finalmente, los acuerdos o desacuerdos que puedan existir entre un creativo y su cliente quedan en un segundo plano porque el `personaje principal de cualquier proceso creativo que involucra al diseño es el público que decide consumir o no un producto con base en apariencia y funcionalidad. No te olvides nunca de que cada proyecto en el que te involucras tiene como destinatario final a la gente.