Mensajes instantáneos

test script image

Por Luis Miguel Martínez
Correo: [email protected]
Twitter: @lmuia

El número 1459 corresponde a un modelo de semiconductor, pero también al documento RFC que describe una de las formas más antiguas de comunicación en Internet, el IRC (Internet Relay Chat o Chat por Relevo en Internet), que es el predecesor de la mensajería moderna en los móviles como las aplicaciones WhatsApp y BB Messenger; así como las aplicaciones de escritorio MSN Messenger e iChat. Sin lugar a dudas, estas aplicaciones que nacieron en los años ochentas son de las más trascedentes en términos tecnológicos y de impacto social.

Si bien la mensajería es una forma de comunicación muy antigua (la practicamos hace más de tres siglos, como cuenta Simon Sing en su libro The Code Book) hasta el desarrollo de la internet se logró la llamada mensajería instantánea, sugiriendo que se daba en tiempo real. En 1988, se creó el IRC, mejor conocido como chat, y por muy buen tiempo se generalizó su uso hasta que apareció el Messenger.

En estricto sentido, chatear es un anglicismo adoptado por carencia de un término apropiado en el Español (bueno, salvo el cotilleo) y que se utiliza para describir una conversación animada e informal. Los ochentas fue una gran época cuando se evitó la formalidad y sin duda estuvo reflejado en los diseños de estas aplicaciones y otras como la propia web.

A diferencia de la mensajería instantánea, el chat partió de un modelo de conferencias basadas en texto. Aunque la mayoría de los sistemas de chat utilizaban TCP/IP como protocolo, no era necesario para su operación. El sistema se diseñó con base en un modelo cliente/servidor, por lo que precisaba de tres elementos fundamentales de hardware y software: servidor, red y cliente. El chat original no pretendía incluir elementos gráficos y la conversación era pública (segunda diferencia con la mensajería instantánea) aunque podía ser privada. Las conversaciones se realizaban en canales (tercera diferencia) y la conexión suponía sincronía entre los elementos de forma tal que aunque había un retraso, siempre se tendía al tiempo real.

Hoy en día, la mensajería instantánea está dominada por MSN Messenger, AOL y Skype, pero a excepción del primero con más de 300 millones de usuarios, el resto no pasa de las decenas de millones de usuarios. En las aplicaciones móviles BB Messenger domina el panorama, mientras que WhatsApp -creado por unos ingenieros que habían trabajado en Yahoo! -no supera los cinco millones de usuarios, pero que a $1 USD de costo representa un ingreso considerable de una startup con menos de cinco años de edad.

WhatsApp Messenger se define a si misma como “una plataforma de mensajería que permite el intercambio de mensajes sin tener que pagar por el SMS. WhatsApp Messenger está disponible para iPhone, BlackBerry, Android y Nokia”. Constantemente, escuchamos estos posicionamientos de WhatsApp 1) la ventaja competitiva ante el costo del SMS y 2) el funcionamiento multiplataforma. Evidentemente, ambas características no son relevantes ni diferentes a lo que ofrece el chat convencional. Y particularmente, el retraso del procesamiento en red impide que la idea de “tiempo real” pueda ser realizable en un móvil. Simplemente, aún es virtualmente imposible mantener un enlace entre servidor y clientes de forma persistente y constante.

¡ No te desconectes ! El software libre te ofrece grandes ventajas para la mensajería instantánea y el chat, que son parecidos pero no son lo mismo, como aquí lo discutimos. Prueba Adium donde podrás integrar todos tus servicios, claro, y si quieres usar WhatsApp acude a tu tienda virtual de confianza.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.