Memín Pinguín personaje posrevolucionario

México, D.F.– La historieta Memín Pinguín publicada por primera vez en 1943 desencadenó gran controversia por su temática política, cultural y social de los gobiernos posrevolucionarios, ya que sus contenidos alusivos al cambio en el estilo de vida de esa época, como la discriminación a las clases populares dio mucho de que hablar.

Notas relacionadas:

Activista urbanos intervienen publicidad política en las calles
¿Serías capaz de hacer el ridículo en tu campaña política?
La Cumbre de las Américas, resumida en 10 fotos

Fue tal el impacto social que llegó a alcanzar el millón y medio de ejemplares semanales, según datos del libro “Sixto Valencia, una vida entre viñetas” escrito por Gantus y Melina Gatto.

En 2005 Memín causó polémica al sacar al mercado timbres postales, lo que ofendió al gobierno estadounidense, éste lo consideró como racista al ser un estereotipo de la raSixto Valenciaza negra. Lo que desencadenó como consecuencia que las estampillas se vendieran a muy altos precios alrededor del mundo.

Para los mexicanos fue parteaguas de la cultura social, al sentirse identificados en el día a día con el personaje, debido a la situación política del país.

Sixto Valencia, fallecido la madrugada del pasado jueves a los 81 años, responsable de darle vida al famoso personaje dijo, “El éxito se debe a que es una historieta blanca, que resalta los valores familiares de los que los mexicanos nos sentimos orgullosos.

El éxito fue tal que hoy en día no es sólo una marca registrada, sino que alcanzó un tiraje de más de 400 capítulos, vendidos en países como Colombia, Perú, Bolivia, Irán, Italia, Estados Unidos, Japón y Filipinas. Éste es un claro ejemplo de lo que el marketing puede hacer en la mente de las personas, al desarrollar un producto capaz de revolucionar el mercado.

Fuente imagen: http://www.etcetera.com.mx/