¿Mejor un botón verde o rojo? ¡Vende más con los test A/B!

Si cuando viste la pregunta que lleva como título este artículo y sonreíste con lástima, probablemente te sorprenderá el hecho de que hacer una modificación tan trivial como cambiar el color de un botón puede causar un aumento de la conversión de más de un 20 por ciento.

Advertisement

Esto significa que sin inversiones adicionales para atraer tráfico, con el mismo número de visitas, eres capaz de vender más ¡sólo se cambia el color del botón! ¿Sorprendido? Esto no es un engaño. Tales pruebas ya se han realizado en algunas ocasiones: se llaman “test A/B”. Estos, se utilizan para comparar dos versiones (A y B) de una página web (o sus componentes individuales) con el fin de seleccionar la que aporta mayores beneficios.

Múltiples pruebas A/B nos permiten especificar cuáles elementos de nuestra página realmente afectan al usuario en el contexto del aumento de la conversión en el sitio y cuáles son completamente irrelevantes. Gracias a ese tipo de observaciones aprendemos básicamente el comportamiento de un usuario promedio; sabemos en qué trabajar y qué no se puede considerar como un elemento significativo.

En el test mencionado en la introducción, llevado a cabo por HubSpot, los digital marketers de esa empresa decidieron ver si sólo un cambio del color de un botón es capaz de influir el nivel de conversión. Así se prepararon dos versiones de la página, una con el botón CTA rojo, y otra con verde:

Después de unos días de la investigación, los resultados de las pruebas fueron sorprendentes: la página con el botón rojo generó ¡hasta un 21 por ciento más de conversiones! Y este crecimiento no es cualquier diferencia. Este tipo de experimentos han tomado lugar otras tantas veces y por lo general, gana el botón rojo.

Sin embargo, me gustaría que me entiendas bien: esto no significa que estas pruebas son ideales y libres de errores estadísticos. Por lo tanto, no, no deberías cambiar ahora el color de todos tus botones a rojo; cada caso debe ser examinado individualmente, y este ejemplo nada más debe ayudarte a darte cuenta de que cuánto puedes ganar con tan poca inversión.

Ese tipo de pruebas puedes las hacer tú solo con las herramientas gratuitas disponibles; esa opción ha sido ofrecida por Google Analytics, pero recientemente Google lanzó una herramienta completamente dedicada para la optimización: Google Optimize.

En tu página puedes investigar básicamente todo; sin embargo, te recomiendo enfocarte sólo en los elementos más importantes, para no caer en la trampa de la optimización eterna. Basémonos en el ejemplo de Sony y su tienda en línea: entonces, ¿qué cambios introdujo Sony después de las pruebas A/B? En primer lugar, cortaron y mejoraron las descripciones de los productos en su funnel de venta (NOTA: ¡no en las páginas de los productos! #SEO). Además de este, enriquecieron la página con la lista de productos populares, acentuaron las promociones actuales y cambiaron la palabra “Configuration” por “Components”. ¿Parece que no es nada grande ni espectacular, verdad? Sin embargo, Sony como resultado de esos cambios logró aumentar sus ventas en línea por 20.6% (Y todo eso, repito, sin ninguna inversión adicional.

Por lo tanto, si deseas aprovechar todo el potencial de conversión en tu sitio web, es necesario tener cuidado de su optimización adecuada. En lugar de perseguir constantemente nuevas estrategias de marketing para probarlas, trabaja en las bases y refina tu sitio web tanto como sea posible: pues no quieres estar perdiendo clientes para cuya adquisición ya gastaste dinero porque tus botones no son de un color adecuado ¿verdad? ¡Buena suerte!