El mejor marketing para dar pecho a los bebés: el Papa llama a amamantar “con toda naturalidad”

Es un tema complicado para algunos, a pesar de que es fundamental para la humanidad. Y  es que dar pecho a los bebés para alimentarlos, cuando éstos lo necesiten, es algo que a muchos incomoda especialmente si se lleva a cabo en lugares públicos. Una situación que, para el Papa Francisco debe ser llevada a cabo “sin temor’, como señalaba desde la capilla Sixtina este domingo.

El máximo pontífice aludió a está práctica natural cuando se encontraba bautizando en la Capilla Sixtina a 13 niñas y 15 niños, ceremonia durante la cual, al destacar que era normal que los niños llorasen, debido, entre otras cosas al hambre que podían tener, por lo que pidió a las madres: “dadles de mamar sin temor, con toda normalidad, como Nuestra Señora daba de mamar a Jesús”.

Durante el que ha sido un bullicioso y alegre evento, el Papa ha dado con esta declaración, un importante mensaje a las madres, que en muchas ocasiones se enfrentan a críticas directas o miradas furtivas, ante lo que es una tarea vital para la preservación de la especie y fundamental para la salud de los recién nacidos.

De hecho, a pesar de lo natural que puede ser tener bebés, las actividades de muchas madres se ven restringidas, más allá de por sus responsabilidades, por la falta de paciencia de quienes les rodean, lo que ha sido tomado en cuenta en España, donde un cine inició las llamadas “sesiones teta”, para que se pueda asistir con bebés, sin importar la presencia de los infantes que lloran o son amamantados.

Esta iniciativa comenzó hace un par de años en el cine del centro comercial de La Vaguada, ubicado en Madrid, después de que la enfermera Carmen Maderuelo, se preocupase por el aislamiento que suelen sufrir las mujeres durante esta etapa de la maternidad.

La idea cuajó a través de Facebook, y ahora existen varios cines más que las ofrecen, tanto en Madrid, como en otras ocho provincias españolas, donde en se adecuan la temperatura y el nivel de ruido, que para el caso de los bebés, incluidos neonatos, no debe exceder los 65 decibelios.

 

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299