x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Media People: Montserrat Arroyo

La radio tiene magia, poder, cercanía, calidez, profesionalismo. La radio tiene esa profesionalización y respeto por la información. También hay un respeto por el radioescucha. Ellos no te ven pero los acompañas a donde quiera que vayan. Para algunas personas somos su única familia

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Cuéntame cómo empezaste en los medios de comunicación

Estaba en la preparatoria cuando hubo un proyecto de radio que tenía que ser escrito, conducido y producido por chicos de mi edad. Nos fue muy bien y nos ganamos un primer lugar de producción. Después vino la primera bienal latinoamericana de radio y nos fue muy bien, pues nos ganaos una mención honorífica. Eso me llevó a estudiar ciencias de la comunicación en la UNAM.

¿Por qué elegiste los medios de comunicación como carrera?

Desde niña tenía la inquietud. Agarraba mi micrófono y mi periódico y me ponía a leer. Me encantaba leer. Veía que mi papá leía mucho los periódicos y me ponía a leerlos como si estuviera al aire. Mi mamá escuchaba mucho la radio y yo veía que le causaba mucha emoción. Croe que eso me llevo a elegir la radio.

¿Cuál fue tu primera experiencia profesional?

Hice un proyecto con un amigo de la universidad. Era un proyecto infantil llamado Bote Pateado. Se me ocurrió llevarlo a la Dirección General de Televisión Educativa. Me dieron oportunidad de hacer este proyecto sin pagarme. Después se abrió una convocatoria para hacer la programación de televisión. Después hice un casting para hacer un programa de televisión para el programa ‘De México’. Hice las conducciones del programa mostrando los lugares y los personajes icónicos de la Ciudad de México. Dos años después hice un casting para un programa en el IMER y a los dos días entré a trabajar. Ahí empecé con el programa ‘La hora exacta’ donde fui la primera voz femenina del programa. Después empecé con la experiencia de Tropicalísjma 1350 AM.

¿Cómo ha sido la experiencia de ser parte de Tropicalísima?

Aprovechamos la bondad que nos da la música popular para acercarnos a las grandes masas. Podemos dar información en todos los sentidos. Hay programas de salud, programas misceláneos donde hablamos de arte, teatro, y en otros se les complace a los radioescuchas y se les acompaña. El IMER se caracteriza por ser una estación que no vende productos, vende ideas. Acércame a la gente para darle información sobre su salud me ha dado satisfacciones porque es escuchar las necesidades del público y mejorar la vida de las personas.

¿Qué tiene la radio que no tienen otros medios de comunicación?

La radio tiene magia, poder, cercanía, calidez, profesionalismo. La radio tiene esa profesionalización y respeto por la información. También hay un respeto por el radioescucha. Ellos no te ven pero los acompañas a donde quiera que vayan. Para algunas personas somos su única familia.

Otros artículos exclusivos para suscriptores