McGraw Hill ya no hace libros, por eso cambia de nombre

Para diferenciarse de sus raíces en el mundo editorial, y tras 128 años de existir bajo el hombre familiar, McGraw Hill cambiará su nombre a S&P Global a finales de abril de este año. 

McGraw Hill Financial es la dueña de la agencia de calificación financiera Standard & Poor’s, aunque inició como una editorial a finales del sigo XIX. Muchos asocian a la marca con la labor de la filial McGraw Hill Education, encargada de la publicación de cientos de miles de libros de texto para educación básica.

La división de libros de texto fue vendida por McGraw Will a Apollo Global Management en 2013, y retuvo el nombre. Es justamente debido a que la compañía quiere distinguirse de ese negocio, que decidió, según dijo al Wall Street Journal, realizar el cambio de nombre. McGraw Hill es definitivamente percibida como una marca editorial”, dijo el CEO de la compañía, Douglas L. Peterson, al rotativo.

De acuerdo con el Financial Times, la compañía desea impulsar su percepción como una marca dedicada al análisis de datos financieros. El periódico británico incluyó a McGraw Hill Financial en su lista de las 20 mayores empresas globales que sufrieron pérdidas económicas durante 2015, con un quebranto de 115 millones de dólares. Dicha lista está encabezada por Petrobras, que tuvo una merma de más de 9 mil millones de dólares el año pasado.

Irónicamente, en septiembre de 2015, la filial de McGraw Hill Financial, Standard & Poor’s, rebajó la calificación crediticia de Petrobras a la categoría de “bono basura”, por sus pérdidas así como por tener una deuda que supera los 2 mil 500 millones de dólares.