McDonald’s cierra sus restaurantes en Perú: La polémica entre negocio y seguridad laboral

mcdonald's
Imagen: Bigstock

Durante el fin de semana, se dio a conocer la muerte de dos jóvenes empleados al interior de un establecimiento de McDonald’s ubicado en Pueblo Libre, un distrito de la capital de Lima, mientras realizaban trabajos de limpieza.  

En señal de luto, y mientras se llevan a cabo las investigaciones para aclarar las razones y determinar responsabilidades por el fallecimiento de quienes fueran colaboradores de la cadena de comida rápida, McDonalds decidió bajar la cortina de todos sus establecimientos ubicados en aquel mercado, decisión que en días recientes fue dada a conocer por la empresa mediante un comunicado de prensa publicado en sus redes sociales en donde acota, además, que luego de los terribles acontecimientos se mantiene cerca de las familias afectadas así como de las autoridades para esclarecer el fatal accidente.

En este punto, es importante mencionar que su la agencia de seguridad laboral de Perú determina que las condiciones laborales y de la sucursal son responsables de la muerte de los jóvenes, la marca deberá pagar una multa cerca a los 189 mil soles (56 mil 288 dólares).

Notas relacionadas

No sólo es McDonald’s

Aunque la marca, desde la óptica de comunicación, respondió de inmediato al hecho, lo cierto es que una gran cantidad de usuarios apuntan a que la muerte de sus trabajadores fue consecuencia de las precarias condiciones de trabajo en las que operan los restaurantes de la firma.

De esta manera, luego de que se dieran a conocer los hechos cientos de ex-empleados y miles de usuarios hicieron eco de las supuestas carencias en términos de seguridad laboral.

El enfado de la sociedad, no sólo fue expresado en redes sociales. Luego del accidente que cobró la vida de dos personas, se organizaron manifestaciones en las que trabajadores peruanos exigieron mejoras en seguridad laboral, haciendo especial énfasis a las condiciones que supuestamente se viven no sólo en McDonald’s, sino en el grueso de la industria fasta food.

Los números…

De esta manera, y sin restar importancia a la pérdida de dos vidas, es importante voltear a ver las estadísticas laborales de la industria de comida rápida, la cual desde hace algunos años ha sido identificada como un sector económico con empleadores que anteponen las garantías y seguridad laboral de sus empleados a favor de mantener el negocio.

Uno de los indicadores más claros al respecto es la disparidad en sueldos. Hacia 2014, un reporte publicado por Demos Grupo e Política Pública indicaba que los CEO’s de las principales empresas de comida rápida ganaban mil dólares por cada dólar ganado por los trabajadores promedios, lo que colocaba al sector como el más desigual dentro de la economía de Estados Unidos. 

En esta misma línea, por ejemplo, en el mercado mexicano, estimaciones entregadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) para el año pasado, indicaban que existían 1.6 millones de personas dedicadas a pa preparación de comida rápida, mismas que en promedio ganan 32 pesos por hora, aunque al mes la mayoría (el 60 por ciento) genera apenas entre uno y dos salarios mínimos (entre 2 mil 650 pesos y 5 mil 301 pesos).

Para muchos la remuneración no compensa las horas trabajadas y la cantidad de actividades por cumplir. El fenómeno se replica en otros países. En España, por citar un ejemplo, según datos del CCOO, que representa a trabajadores de Burger King, La Tagliatella, Domino’s Pizza, Telepizza, Foster’s Hollywood, Vips o Rodilla, calcula que el contrato medio en el sector es de 16 horas por las que se perciben 394.88 euros al mes.

…y los pendientes

A esto se suma, la poca garantías en términos de prestaciones que se entregan a los trabajadores de la industria.

Retomando el caso del mercado mexicano, según estimaciones del Inegi para 2018, de cada 100 trabajadores que son subordinados y remunerados, sólo 16 cuentan con la prestación de servicio médico, mientras que dejando fiera el acceso a instituciones de salido, sólo 31 de cada 100 goza de prestaciones como aguinaldo y vacaciones con goce de sueldo.

Para la industria en general modificar estar realidades y, en su defecto, comunicarlas de manera correcta a la sociedad se traduce en uno de los grandes pendientes del sector. 

Hoy en día ser una empresa socialmente responsable va más allá de implementar iniciativas a favor del medio ambiente o sumarse a la tendencia de utilizar insumos de origen local. 

Demostrar y ejercer un verdadero cuidado hacia los trabajadores ahora es parte vital de esta ecuación, con lo que las empresas de la industria están obligadas a modificar sus prácticas en la materia para mantener sus negocios.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.