Master Card habría filtrado datos personales de miles de usuarios

Mastercard
Foto: Bigstock
  • En Alemania fueron divulgados los datos personales de unos 90 mil clientes y usuarios de la marca de productos bancarios Mastercard. 

  • Los hechos revelan la fragilidad en la cual a veces se encuentran los datos de los usuarios de diversos servicios digitales.

  • En México, el INAI es el organismo encargado de velar por la seguridad de los datos de los usuarios.

Una de las mayores responsabilidades de las marcas es saber resguardar la intimidad de los datos personales que sus clientes y usuarios revelan y aportan para el consumo de sus productos y servicios, cuando no lo hacen poner en riesgo la propia seguridad de consumidores.

Aún cuando existe la obligación de cuidar esta información sensible, en ocasiones no es posible y los riesgos pueden ser mayúsculos.

En Alemania recientemente se divulgaron de manera indebida los datos personales de unos 90 mil clientes y usuarios de la marca de productos bancarios Mastercard.

A través de un foro en internet fueron expuestos los datos personales, la página web es Priceless Specials, un programa de fidelidad para usuarios y propietarios de cuentas bancarias que ofrecen sus servicios a través de tarjetas Mastercard. El sitio permite descuentos para ciertos servicios y otras promociones.

Información sensible como número de tarjeta, título, nombre, fecha de nacimiento, género, domicilio postal, dirección de mail y números telefónicos fueron divulgados a través de un foro de internet, por lo que fue necesario suspender la plataforma Priceless Specials

Los hechos revelan la fragilidad en la cual a veces se encuentran los datos de los usuarios de diversos servicios digitales y ponen en relieve la importancia de contar con medidas efectivas de seguridad.

Las marcas se obligan así a integrar, entre otras cosas, un aviso de privacidad con los pormenores del cómo van a ser resguardados los datos de sus usuarios y el por qué se necesita tal información específica.

No importa si se trata de jóvenes o usuarios con mayor edad, la privacidad de sus datos se hace necesaria, aunque existen personas que tienen mayor conciencia de ello y saben transitar con mayor naturalidad en el uso de su información.

Otras personas, en cambio, son más propensas a divulgar su información sin preocupaciones, lo que las hace objetos de riesgo por suplantación de identidad y robo de datos que pueden derivar en fraudes o estafas.

En nuestro país, son la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares (LFPDPPP) y la Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados (LGPDPPSO), las que obligan a las marcas a mantener en secreto y bien resguardado cualquier dato personal solicitado para la prestación de algún servicio.

Ambas dependencias son reguladas por el INAI, Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, organismo autónomo encargado de  exigir que las marcas emitan adecuadamente  un aviso de privacidad que garantice que se está tratando con cuidado esta información sensible.