Martes negro para las monedas virtuales, ¿la burbuja está por estallar?

Es un martes negro para las monedas virtuales como el Bitcoin y el Ethereum. Esto ocurre luego de una posible regulación o hasta prohibición de las criptomonedas por parte de Corea del Sur y China.

Bitcoin surgió en 2009 y fue creado por Satoshi Nakamoto, pseudónimo de una persona cuya identidad no ha sido revelada hasta el momento. Esta moneda virtual funciona a través de software para computadoras y dispositivos móviles y permite realizar transacciones sin intermediarios.

El Bitcoin funciona bajo el modelo de Blockchain, que permite hacer transacciones sin que exista un organismo central regulador. Con este sistema existen cientos de monedas virtuales y una decena ha cobrado popularidad en meses recientes: Ethereum, Ripple, Bitcoin Cash, entre otras.

Este martes, prácticamente todas las criptomonedas cayeron de forma importante. El Bitcoin perdió más del 15 por ciento, el Cardano 22 por ciento, Ripple 24 por ciento y así las demás.

Imagen: Coinmarketcap.com

La caída se debe a varios factores. Por un lado, de acuerdo con un reporte de Reuters, el ministro de finanzas de Corea del Sur, Kim Dong-yeon, dijo en una entrevista de radio que el gobierno está por implementar medidas para acabar con las inversiones “irracionales” en criptomonedas.

Lo anterior significa que Corea del Sur podría prohibir las transacciones o establecer fuertes regulaciones.

El otro motivo está en China. Las autoridades chinas señalaron que tiene planes de bloquear el acceso a plataformas de transacciones de monedas virtuales. Además, en las próximas semanas limitará la electricidad que utilizan los mineros de criptomonedas, su principal insumo.

Un reporte de Forbes señala que la energía eléctrica que gastan los criptomineros en China es equivalente a la de tres plantas de energía nuclear.

El Bitcoin y las otras monedas virtuales han demostrado ser volátiles ante las decisiones de los gobiernos, aún y cuando la idea de ser plataformas descentralizadas prometía que no pasaría.

En meses recientes, muchas personas se han interesado por el Bitcoin y han comprado, desde cantidades mínimas, sólo para ser parte de la moda, hasta fuertes inversiones que tienen un futuro incierto.