• Marni, una de las marcas más valiosas en el mercado de lujo, ha lanzado su versión de bolsas de mandado, solo que estas tienen un costo de 3 mil pesos.

  • Zara lanzó en semanas pasadas una colección de bolsas de mandado y tuvo que retirarlas de México por la polémica generada.

  • El mercado de moda se ha consolidado cada vez más, solo que algunas de sus propuestas son muy polémicas.

Una práctica muy recurrente en el mercado de moda es imitar diseños populares y venderlos a un alto costo.

Las marcas de lujo o de fast fashion, prácticamente se apropian de estos diseños para venderlos a precios muy elevados.

Ya hemos visto en diversas ocasiones productos sumamente comunes, pero que venden a un costo exorbitante, simplemente por ser parte de la oferta de estas marcas.

Ejemplo de ello ocurrió en Estados Unidos, cuando Balenciaga imitó la típica bolsa de lavandería que es una muy voluminosa elaborada de un material sumamente costos.

En su momento generó gran polémica no solo por el costo, sino porque repitió su osada ocurrencia, ahora vendiendo una bolsa que imitaba hasta el último detalle de las enormes bolsas vendidas por Ikea, con lo que la marca parece apostar por acciones polémicas que le generan conversación en redes sociales y eventualmente reconocimiento a la marca.

Marni imita a Zara

En días pasados reportamos una bolsa que Zara sacó a la venta, copia fiel de la tradicional bolsa que se usa en México para hacer las compras en los mercados. El alto costo de la bolsa de Zara comparado con el precio que alcanza el accesorio en los mercado mexicanos generó grandes críticas a la marca, acusada de querer lucrar con un producto de este tipo.

En su momento Zara dejó de vender el bolso a través de su sitio web y ahora Marni imita la estrategia de la marca española, de sacar a la venta un bolso idéntico al de la compra en México, solo que a un precio superior, de hecho, a un precio de más de 3 mil pesos.

El bolso forma parte de la colección Marni Market. El material del bolso es poligamia, las asas son de metal y el logo viene impreso en un trozo de piel de becerro, convirtiendo a la prenda en una muy costosa.

el mercado de la moda continua recurriendo a la imitación de diseños populares y a la apropiación cultural sin importar la polémica, de hecho, se entiende que aprovechan esta conversación para poder lograr awareness en redes sociales.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299