Acusan a Marks & Spencer, Asos, Mango y Zara de contratar refugiados sirios sin documentos

Aún con inconvenientes con algunas prendas, Inditex ha crecido del 11 por ciento el primer semestre del año, pues ha generado 10 mil 465 millones de euros en ingresos. Las ganancias netas del grupo han sido de mil 256 millones, un 8 por ciento más que en el periodo anterior.

Marks & Spencer, Asos, Zara y Mango habrían contratado a refugiados sirios isn documentos en orden para trabajar, algunos menores, en Turquía, de acuerdo con la BBC.

Supuestamente los proveedores de Zara y Mango, tenían a los sirios trabajando turnos de 12 horas en fábricas que teñían pantalones vaqueros. Sin embrago, la investigación es clara en que se trata de subcontrataciones de proveedores, ilegales, y de las que no tenían conocimiento.

Según Inditex, trabaja con la ONG Refugee Support Centre, para intentar “regularizar la situación laboral de los trabajadores sirios”, en un plan dentro del comercio minorista.

Así, el impacto a su imagen es clave, ya que por lo menos Zara ha enfrentado acusaciones incluso virales, que dañan su reputación como marca. Tal es el caso de las prendas inspiradas en la reciente colección del cantante Kanye West para Adidas, o de la diseñadora que acusa de plagio a la marca.

A ninguna de las empresas involucradas le conviene esta relación negativa con los refugiados sirios, ya que obviamente se trata de un mal trato a seres humanos necesitados. En cuestión de marketing, esto impacta directamente a su reputación de marca, relacionada con el 80 por ciento del valor de las compañías, según Llorente & Cuenca.