Marketing directo, cómo funciona y 5 ventajas de su uso

Pequeños negocios: modelo de trabajo interno
Imagen: Bigstock

El marketing directo ofrece éxito prácticamente seguro a las marcas que deciden ejecutarlo, datos de Statista, por ejemplo, indican que el retorno de inversión medio generado por canales de marketing directo está en un promedio de 124 por ciento a través del correo electrónico mientras que en redes sociales generaba un ROI medio del 30 por ciento en 2017.

Y es que una de las ventajas del marketing directo es que sus resultados y su retorno de inversión son completamente medibles porque se manifiesta de manera lineal, sin que existan contenidos disfrazados.

El marketing directo es capaz de utilizar distintos canales para entablar un diálogo directo con los consumidores y, sin cortapisas, hablarle a los consumidores sobre los beneficios de los productos que se anuncian. A continuación se enumeran cinco cualidades del marketing directo.

 

Es medible
La comunicación entablada entre las marcas y sus clientes se pueden medir gracias a la línea directa que fluye, lo que permite conocer los beneficios y retorno de inversión.

Es personalizable
El marketing directo propicia  el contacto de manera directa e inmediata con un target seleccionado, al tiempo que permite el procesamiento de información acerca del público objetivo con el uso de bases de datos.

Los productos a la vista
El marketing directo pone ante los ojos del cliente toda la gama de posibilidades de adquisición de productos a través de folletos, correos electrónicos, entregas en domicilios etcétera.

Fidelidad
Cuando se desarrolla una comunicación interactiva entre la marca y su cliente, el conocimiento entre ambos canales es más profundo, lo que logra fidelidad.

Multiformato
El marketing directo se puede desarrollar a través de correos electrónicos por teléfono, por vía postal tradicional y también con trato directo desde un punto de venta, lo que propicia que existan muchos formatos y modalidades para expresar sus mensajes.