Mark Zuckerberg reconoce que tardará años en garantizar la seguridad de los datos en Facebook

Zuckerberg-Facebook
Imagen: Facebook

Facebook atraviesa la que podría ser su peor crisis de reputación. Las prácticas de Cambridge Analytica que comprometieron la información de más de 50 millones de usuarios de la red social, así como la responsabilidad que se atribuye a la red social por su incapacidad para garantizar la seguridad de los datos de sus suscriptores, han tenido efectos importante para el negocio de Mark Zuckerberg.

El co-fundador de la plataforma comentó en primera instancia desde su cuenta oficial que:

“Tenemos la responsabilidad de proteger sus datos, y si no podemos entonces no merecemos servirle. He estado trabajando para entender exactamente lo que pasó y cómo asegurarme de que esto no vuelva a suceder. La buena noticia es que las acciones más importantes para evitar que esto suceda de nuevo hoy ya nos hemos tomado hace años. Pero también hemos cometido errores, hay algo más que hacer, y tenemos que dar un paso adelante y hacerlo”, expresó el líder de la empresa tecnológica”

Durante 2018 se estima que la inversión en publicidad dentro de redes sociales llegue a los 51 mil 304 millones de dólares, según estimados de Statista.

Sin embargo, al paso del tiempo y con el crecimiento del problema, ahora dijo a la revista Vox que llevará “algunos años” solucionar los problemas sobre el traspaso y uso irregular de datos privados de usuarios de la red.

“Creo que vamos a cavar a través de este agujero, pero tomará algunos años. Ojalá pudiera resolver todos estos problemas en tres meses o seis meses, pero creo que la realidad es que las respuestas a algunas de estas preguntas van a tomar un período más largo”

A este respecto, según el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, la necesidad de la Administración Pública Federal de tratar datos personales de los ciudadanos para cumplir con las funciones que la ley le atribuye, conlleva que tenga que garantizarse su privacidad, y ello con base en el artículo 16 de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos que dispone que “nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles o posesiones”.