Marcas que contribuyen al cuidado del medio ambiente

El cuidado del medio ambiente es responsabilidad de todos, incluyendo a las marcas, algunas de las cuales no solo se han dado a la tarea en el marco del Día Mundial del Agua, sino que lo hacen durante todo el año como parte de sus actividades de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), que cada vez cobra mayor relevancia entre los consumidores.

Al respecto, 78 por ciento de los consumidores mexicanos afirmaron estar totalmente de acuerdo en que las marcas y empresas se hagan responsables del medio ambiente, según una encuesta realizada por GfK, en 2014.

Otro estudio, realizado por la misma compañía de investigación de mercados alemana, demostró que 61 por ciento de los consumidores mexicanos afirmaron sentirse “culpables” cuando realizan algo que resulta negativo para el medio ambiente.

Bajo este contexto, la preservación del agua resulta fundamental en cuestión ambiental.

En 1992, la Asamblea General de las Naciones Unidas designó al 22 de marzo como el Día Mundial del Agua, cuyo principal objetivo es “llamar la atención sobre la importancia del agua dulce y la defensa de la gestión sostenible de los recursos de agua dulce”.

De acuerdo con información de la organización internacional, este día es “una oportunidad para aprender más sobre temas relacionados con el agua” y “sirve de inspiración para compartir los problemas relacionados con el agua y tomar medidas para cambiar la situación”.

Lo anterior, debido a la importancia de este elemento puesto que “el agua propicia el bienestar de la población y el crecimiento inclusivo, además de tener un impacto positivo en la vida de millones de personas, al incidir en cuestiones que afectan a la seguridad alimentaria y energética, la salud humana y al medio ambiente”.

Pero, ¿qué responsabilidad están asumiendo las marcas para cuidar el medio ambiente?

La Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC) ha recorrido un importante camino en favor de la reducción, reúso y reabastecimiento, del recurso hídrico, ejes fundamentales que ha integrado a su estrategia integral en términos del buen uso del agua y bajo los cuales ha generado diversas iniciativas a través de su constante suma de esfuerzos. En la actualidad, ha conseguido aminorar el 35% -en comparación con el año 2002- el uso de agua en sus procesos productivos, tratar el 100% de las aguas residuales para reutilizarla en otras actividades como el lavado de vehículos e irrigación de jardines. Entre sus logros más destacados, se encuentra su contribución a la meta global de la compañía desde 2017, la cual tiene por objetivo devolver para el año 2020 el 100% del agua empleada en la elaboración de sus productos, logrando superar el porcentaje establecido 5 años antes.

Así mismo, en conjunto con Fundación Coca-Cola y su Triángulo de Oro, la IMCC ha reforzado sus esfuerzos por medio de la integración de iniciativas de valor compartido. Entre ellas destaca la celebración de la primera década del Programa Nacional de Reforestación y Cosecha de Agua. Al cierre de 2017, el programa ha conseguido la reforestación de 63,990 hectáreas por medio de la plantación de más de 77 millones de árboles, el desarrollo de 30 ollas captadoras de agua de lluvia de las que se desprenden 11 proyectos productivos, la instalación de 389 cisternas comunitarias y 599 techos captadores de agua de lluvia, por mencionar algunos logros.

Otra marca que ha levantado la mano en cuestión ambiental es Lacoste con la campaña “Salva a nuestras especies”, que consistió en una serie de playeras en las que la marca de ropa francesa sustituyó a su icónico cocodrilo por especies en peligro de extinción, y cuya colección estuvo limitada a la propia cantidad de animales -como la vaquita marina (30), la marsopa del Golfo de California (30) o la tortuga Batagur de Birmania (40)-, que existen en el mundo.

La Lotería Nacional también emitió un boleto conmemorativo para el sorteo superior 2536, que se llevó a cabo en enero, y en el que destacó la frase: “¡Salvemos a la vaquita!”, lo que tuvo como principal objetivo el hacer conciencia respecto a la importancia que representa la preservación de este mamífero, cuya existencia se encuentra amenazada por la pesca no permitida.

Con este tipo de acciones las marcas intentan incidir y al mismo tiempo hacer conscientes a los consumidores respecto a la importancia que representa el cuidar nuestro entorno, recursos naturales y las especies que conforman el ecosistema.