Marcas que explotan los Guinness World Records para publicitarse

Pizza Hut abrió una nueva sucursal en Tanzania y probablemente la información no se hubiera vuelto internacional si la empresa no hubiera entregado un pedido en el monte Kilimanjaro, a más de 5 mil 895 metros de altura.

Y es que a causa de esa entrega consiguió entrar al libro de los Guinness World Records. El gerente general de la firma, en África, atendió al llamdado de las famosas marcas de índole diversa, en esta ocasión se llevaron el título de la entrega más elevada en la historia.

Las condiciones no fueron nada sencillas, pues además de proteger al pizzero, también cuidaron a detalle que la comida llegara caliente y rápido, pero sobre todo que se logrará, pues desde 1955 que se publicó el primer libro, los Guinness han ganado una gran cantidad de audiencia y credibilidad. De hecho, la franquicia se ha expandido más allá de lo impreso, hay una serie de televisión y un museo.

Varias empresas se han interesado por relacionarse con los famosos récords, como Adecco, que recientemente reunió a 2 mil 400 personas para golpear una pelota de tenis con su raqueta simultáneamente durante al menos 10 segundos, dejando atrás la marca de 767 personas, en el Día del Trabajo en España.

Mike’s Hard Lemonade hizo lo propio, rompió el récord mundial de apagar 48 mil 523 velas en un pastel, la marca quemó 51 mil 151. Llevaron más allá la publicidad con base en el récord, pues comenzaron con una publicación en la que buscaron respuesta de sus seguidores de Facebook, por cada like colocarían una vela en el pastel y se detuvieron en dicha cantidad.

Cabe mencionar a la empresa de colchones Aaron, que realizó un efecto dominó con mil 200 ejemplares, imponiendo un nuevo récord. Posteriormente los donaron a organizaciones del área de Washington DC que ayudan a pobres y familias sin hogar.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299