• Online Presence Manager apunta que redes sociales, servicio al cliente y reseñas web son los retos de construir una marca

  • De acuerdo con Igniyte, siete de cada 10 clientes no compran productos relacionados con marcas que no les agradan

  • Hasta una cuarta parte de las ventas, según Forbes, pueden perderse si hay un comentario negativo del negocio en línea

Reputación de marca. Todas las compañías la desean, pero pocas logran consolidarla con tanta firmeza entre su público. En ocasiones, como en el caso de Susuki o Interjet, basta con una mala activación o escándalo en el momento equivocado para desmoronar años de trabajo. También hay empresas como Facebook y Amazon que, a pesar de repetidos errores, todavía tienen el afecto de los consumidores.

Por esta razón, es crucial empezar a crear una reputación sólida desde los inicios mismos de la marca. De acuerdo con Reputation X, tomar en cuenta este elemento puede ser la diferencia entre un negocio próspero y uno que falle pasados solo un par de años. Fabrik reafirma que también potencia cómo la marca atrae nuevos clientes o concreta ventas en el corto plazo.

Sin embargo, darse a conocer de la nada en un mercado nuevo como una marca confiable y más atractiva que competidores establecidos es un reto considerable. Incluso si se cuenta con un background internacional sólido. Spencer Pangborn, director de marketing de producto de Moshi, apunta en entrevista con Merca 2.0 que su compañía es reconocida en Estados Unidos (EEUU) y Asia. Sin embargo, señala que ha sido todo un reto posicionarse en México.

Lealtad de marca, potenciada por influencers

Todavía en el mundo del internet, una de las estrategias más efectivas para darse a conocer es con el word-of-mouth. Según Invesp, se estima que esta técnica motiva hasta el 13 por ciento de las compras a escala global. A la vez, Forbes señalaba desde 2014 que una de las grandes desventajas que le veían los mercadólogos era la lentitud de la difusión de marca orgánica. Pero, como apunta Pangborn, el entorno ahora cuenta con una herramienta: los influencers.

Antes solo podíamos conseguir este impacto [masivo] a través de los medios de comunicación, pero hoy en día, con los influencers, también buscamos a los colaboradores adecuados en Instagram y YouTube. Muchos influencers solo se enfocan en los productos de manera pasajera, por lo que nuestro mayor reto es encontrar al match adecuado para nuestros productos.

Encontrar un nicho para vencer a los gigantes

Hay otro punto más a considerar al momento de posicionar una marca nueva: la existencia de compañías ya establecidas. Por lo general, se trata de grandes distribuidores, nacionales o globales, con una gran reputación hecha. En esta lucha de David contra Goliath(s), el director de marketing de producto prefiere otro enfoque. Para los newcomers que deseen entrar a un mercado con rivales bien cimentados, señala, es mejor “forjar nuestro propio camino”.

Desde el principio hemos sabido que no podemos competir con todos los Goliaths que hay por ahí […]. Nuestro enfoque nos permite hacer productos que son verdaderamente únicos con su propio estilo distintivo. […] No es algo que todos noten, pero los que tienen gustos exigentes aprecian esa atención […]. Esos son los clientes a los que nos dirigimos […], porque tienden a ser leales y defenderán a otros usuarios interesados en la mejor calidad de su clase.

loading...