Como cada 8 marzo, muchas maras se han sumado a la celebración mundial del Día de la Mujer.  La marca automotriz Fiat decidió apostar este año por un hashtag promocionado que ha causado especial controversia entre los consumidores: #ManejaComoMujer.

En primera posición dentro del mercado mexicano, se aprecia dicha etiqueta, la cual hasta el momento ha generado 433 mil 389 impresiones con un total de 371 mil 901 cuentas alcanzadas gracias a los últimos 100 tweets publicados con dicho hashtag.

La intención de la marca es derribar el cliché que indica que las mujeres al volante son un desastre. La frase “manejas como mujer” de manera coloquial es utilizada para hacer referencia a “pocas habilidades” frente al volante, premisa a la que la marca ha intentando dar la vuelta, pero que, al parecer no ha sido bien leída por algunos usuarios.

Mientras que muchos hombres y mujeres aplauden la acción de la firma, otros la han tachado de ir contra la imagen femenina, mientras que otros tantos han utilizado la etiqueta para compartir “evidencias” de lo “torpes” que pueden ser las mujeres frente al volante.

EN más de una ocasión, la marca ha enfrentado los comentarios de los usuarios que van en contra de la primera intención de esta campaña.

Más allá de lo acertada o no que pudo ser esta campaña, lo realmente interesante es la reacción de las audiencias, misma que deja en claro que las marcas se enfrentan a un usuario irracional.

Decisiones irracionales, consumidores complejos

Si bien muchos estudios hablan de lo racional que pueden las decisiones del consumidor, lo cierto es que este no es un proceso lineal. El camino es más complejo e intervienen múltiples factores que pueden no tener una relación evidente con la elección, pero que ejercen una gran influencia. Así lo refiere un análisis elaborado por Neuromarketing.la, fuente que aclara que cuando se habla de irracionalidad no se debe de asociar con comportamientos aleatorios; de hecho, se trata de decisiones que pasan por un proceso lógico que las hace predecibles.

En una situación de peligro, por ejemplo, la primera reacción será escapar del problema. La decisión de huir no se toma desde un campo racional; se trata de una respuesta al instinto que es irracional. Sin embargo, es una decisión correcta, predecible y lógica.

Con esto en mente, las decisiones irracionales del consumidor no son absolutas, se construyen en función de las características del entorno en donde un detalle puede detonar una reacción distinta a la que se espera.

En el caso de Fiat, llama la atención que una buena parte de los comentarios negativos son firmados por mujeres, mismas que desde otra óptica se han dicho ofendidas por este tipo de acciones publicitarias.