Una low cost le quiere cobrar US$ 106 mil a una mujer por intentar abrir las puertas en vuelo

La aerolínea quiere recuperar lo que perdió porque una mujer intentó abrir las puertas durante un vuelo. Es por los costos que se derivaron del episodio: derechos de aterrizajes, hoteles para pasajeros varados y el combustibles de dos jets.

Bigstock
  • La low cost Jet2 le envió una factura por US$ 106.000 a una mujer que hace un mes intentó abrir las puertas en pleno vuelo.

  • Dos aviones de combate se involucraron en el regreso de la nave y quedaron pasajeros varados en Turquía.

  • El reclamo quiere ser aleccionador para otros pasajeros que pudieran comportarse así.

Una mujer que causó que dos aviones de combate debieran escoltar un avión comercial en el que viajaba recibió una factura por 85 mil libras (unos US$ 106.000) por parte de la aerolínea.

En un comunicado publicado en su sitio web, Jet2 dice que le reclama a la inglesa Chloe Haines, de 25 años, haber intentado abrir la puerta del avión a medio camino entre el aeropuerto de Stansted (Inglaterra) y Dalaman (Turquía).

El incidente ocurrió el 22 de junio y derivó en que algunos pasajeros y la tripulación redujeran a Haines, al mismo tiempo de que los pilotos redirigieron el avión de nuevo a Stansted, desde donde había partido media hora antes.

La aerolínea acusa a Haines de “comportamiento agresivo, abusivo y peligroso”. Jet2 dice también que le prohibió a Haines viajar de por vida en esa aerolínea.

El tema fue portada en algunos medios de UK. Portada de The Sun.

Aviones caza

Ante el temor de que se tratara de algún tipo de ataque terrorista, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos dispuso de urgencia de dos cazas Typhoon para escoltar al avión de Jet2 en su regreso a UK.

Steve Heapy, CEO de Jet2, dijo que la aerolínea buscará “recuperar los costos” que se tuvieron “como resultado de este desvío, como lo hacemos con todos los pasajeros que nos perjudican”.

El Airbus 321 iba con destino a Dalaman el 22 de junio y esa noche debía volver a UK con pasajeros que aguardaban en Turquía. Como el vuelo nunca llegó, Jet2 les tuvo que pagar una noche de hotel a todos y el viaje ida y vuelta hasta el aeropuerto.

Esos gastos son parte de lo que Jet2 ahora le reclama a la pasajera problemática.

También pide los gastos derivados del traslado de los jets de los Estados Unidos y las tarifas aeroportuarias extra.

“Como una aerolínea amigable para las familias, adoptamos un enfoque de tolerancia cero al comportamiento de este tipo, y esperamos que este incidente sea aleccionador y tenga consecuencias serias para que sirva de advertencia a otros que piensen que pueden comportarse así”, agregó el CEO en el comunicado.


loading...