x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Los vinos ¿pueden ser de colores?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Normalmente estamos acostumbrados al vino tinto, rosado o blanco, ¿pero sabes que hay vino azul o vino naranja?

El día de hoy les quiero platicar de un tema que ha causado revuelta en el mundo y tiene que ver con los colores de los vinos. Normalmente estamos acostumbrados al vino tinto, rosado o blanco, ¿pero sabes que hay vino azul o vino naranja?

Cuando hablamos de los vinos tradicionales como son el tinto, rosado o blanco, muchas veces nos referimos a diferentes tonalidades que puede tener cada uno de estos vinos, por ejemplo, en el vino tinto nos referimos a tonalidades que van de purpura o cereza hasta colores ladrillo o teja, en el caso de los rosados nos referimos a colores como piel de cebolla o salmón hasta color frambuesa y en el caso de los vinos blancos hacemos referencia a colores paja o dorados hasta colores ocre o cobrizos.

Pero lo que quiero hablarles ahora son vinos que tienen colores diferentes a los que estamos acostumbrados. Por un lado, hay productos que no los podríamos llamar vino ya que en sus procesos de maceración usan otras frutas adicionales a la uva, como pudieran ser frutos rojos, estos tipos de vinos van a tener colores rojos intensos o bien vino color verde con sabor a manzana que tampoco lo podríamos considerar vinos. Por el otro lado existen dos vinos en particular que causan mucho debate si son o no vinos y aquí se los quiero platicar.

Vino naranja: este tipo de vinos toman una tonalidad color naranja y ese color se hace cuando un vino blanco se deja macerar mucho tiempo con las pieles de las uvas blancas y se extrae mucho más color de lo que estamos acostumbrados, esto deriva vinos blancos de color naranja por decirlo así. Con este vino no hay mucha discusión si es o no vino, pero el siguiente vino si ha causado más revuelo:

Vino azul: este tipo de vino es literalmente de color azul y se obtiene de una base de vino blanco y tinto en donde se le agregan antocianos, que es un pigmento que se encuentra en las pieles de las uvas tintas, esto deriva el vino de la tonalidad azul. Estos vinos tienen muy poca presencia en México, pero en el mundo ya se han vendido más de 100,000 botellas y ha sido muy aceptado principalmente por los jóvenes que están empezando en el mundo del vino.

Espero que esta información les sea útil y que tan pronto puedan se animen a probar cualquiera de estos vinos de tonalidades diferentes

¡Salud!

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados