Los usuarios de emojis tienen mayor afinidad con las marcas que los usan

emojis mejoran mensajes de marketing
Foto: Bigstock

Los posts de Instagram generan una mayor interacción cuando se incluye al menos un emoji, lo que convierte a los emoticones en una sorprendentemente útil herramienta y no solo en una forma de ‘adornar’ mensajes sencillos o ‘sosos’.

Pero ¿cómo responden los consumidores a las marcas que utilizan los emojis en sus mensajes? Un reciente estudio de Adobe lo ha averiguado.

Entre 1.000 usuarios de emojis en Estados Unidos con edades entre los 16 y 73 años, un 51 por ciento de los participantes asegura que son más propensos a establecer engagement con una marca cuyos posts en redes sociales utilicen emojis.

Además, les gusta el toque personal, con un 60 por ciento aseverando que les gustan las marcas que usan emojis que encajan con su personalidad.

La compra

Los emojis no solo inspiran el social media engagement. De hecho un 48 por ciento de los participantes también señaló que están más dispuestos a seguir a una marca de redes sociales si utilizan emojis, mientras que un 44 por ciento dice esta más dispuestos a comprar productos cuya publicidad contiene emoticones.

En los emails

Los correos electrónicos son otra de las áreas que pueden beneficiarse de una correcta presencia de los emojis. Un estudio de GetResponse descubrió que mientras son pocos los negocios que los utilizan en el “asunto”, quienes lo hace tiene un ratio de apertura ligeramente mayor que el resto.

Una tendencia que respalda un reporte de Adobe, en el que se ha encontrado que el 58 por ciento de los participantes asegura que son más propensos a abrir un email con un emoji en el “asunto” del mensaje.

Más importante aun, Adobe ha encontrado que los emojis que usen las marcas en la línea de ‘asunto’ también importa. Un 64 por ciento de los encuestados aseguró que estaban más dispuestos a abrir el mensaje si el emoji era su favorito.

Y si se analiza por grupos, la tendencia muestra que un 75 por ciento de la generación Z lo haría, mientras que los Millennials lo harían en el 63 por ciento de las ocasiones y la generación X en el 59 por ciento, mientras los Baby Boomers en un 65 por ciento.

Una muestra de que la presencia de los emojis es definitivamente más significativa de lo que puede parecer a primera vista y va mucho más allá de ser un simple elemento decorativo.