x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Los peligros de los asistentes de voz. ¿Pueden realmente escucharnos?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Las ventajas que aportan a la vida diario, asistentes virtuales de dispositivos como smartphones, tablets o altavoces inteligentes como Siri, Alexa o Cortana o Amazon Echo son notables, pero al mismo tiempo, muchos usuarios están al tanto de que a través de estos micrófonos existe el riesgo de que otros obtengan información personal que puede ser usada en contra de los consumidores.

Las ventajas que aportan a la vida diario, asistentes virtuales de dispositivos como smartphones, tablets o altavoces inteligentes como Siri, Alexa o Cortana o Amazon Echo son notables, pero al mismo tiempo, muchos usuarios están al tanto de que a través de estos micrófonos existe el riesgo de que otros obtengan información personal que puede ser usada en contra de los consumidores.

Según datos de Kaspersky Lab, a través de estos aparatos, se puede filtrar información personal y corporativa, y es que por ejemplo, no es inusual que se dicte a estos micrófonos, números de la tarjeta de crédito y las contraseñas, que luego pueden ser utilizados para obtener dinero por los cibercriminales.

Incluso, se han están investigando casos como el de los altavoces inteligentes de Amazon, que según el canal CW6, de San Diego, California, cuenta con un sistema que “no es capaz de distinguir las voces de las personas, lo que significa que Alexa sigue las órdenes de cualquiera que esté cerca. Como resultado, unos niños podían realizar compras online, sin saber la diferencia entre pedirles a sus padres que les dieran de comer y pedir a Alexa que les diera un juguete.” Una situación que Amazon ha admitido al señalar que en casos como estos, se podían cancelar los pedidos realizados sin pagar nada.

Así mismo, la revista Forbes, ha encontrado que ciertos dispositivos electrónicos han sido usados contra sus dueños, por ejemplo en coches, como sucedió ya en 2001, cuando “el FBI obtuvo permiso de un tribunal de Nevada para solicitar la ayuda de ATX Technologies para interceptar las comunicaciones privadas de un coche. ATX Technologies desarrolla y gestiona sistemas que permiten a los propietarios de coches solicitar asistencia en caso de accidente de tráfico.” Se cree que esta vigilancia se realizó a través de la línea de emergencia y con la activación del micrófono de forma remota.

Otro ejemplo es un episodio ocurrido en 2007, en Louisiana, en el cual, uno de los ocupantes de un vehículo, “pulsó por accidente un botón y llamó al servicio de emergencias de OnStar. El operador respondió la llamada. Al no recibir respuesta, notificó a la policía. Luego volvió a intentar contactar con las posibles víctimas y escuchó un diálogo que parecía ser parte de un acuerdo de drogas. El operador permitió que el agente de policía escuchara y localizó la posición del coche.”

Para mantenerse a salvo

La presencia de asistentes virtuales es una realidad que aumenta de forma exponencial en los nuevos dispositivos conectados, casi sin importar del área en la que serán utilizados, por ello, para quienes desean mantenerse seguros ante los nuevos riesgos de privacidad que pueden presentarse, Kapersky Lab sugiere tomar en cuenta los siguientes consejos.

  • Apaga el micrófono de los altavoces de Google y de Amazon Echo.
  • Utiliza los ajustes de la cuenta de Echo para prohibir las compras o para que se solicite una contraseña.
  • Utiliza una protección antivirus para PC, Tablet y smartphone; así, el riesgo de filtración de información disminuirá y mantendrá a raya a los delincuentes.
  • Cambia la palabra que acciona Amazon Echo si alguien de casa tiene un nombre parecido al de Alexa.

No es una calle de sentido único

“Una vez tapada la cámara de tu portátil, escondido tu smartphone debajo de una sábana y te has deshecho de tu Echo. Igual te sientes a salvo de los fisgones digitales… pero no es así. Según los investigadores de la Universidad Ben-Gurion, en Israel, unos auriculares comunes pueden convertirse en dispositivos de escucha.

  • Los auriculares y los altavoces pasivos son, básicamente, un micrófono al revés. Lo que significa que cada auricular conectado a un PC detecta sonido.
  • Algunos chips pueden cambiar la función de un puerto de audio a nivel del software. Esto no es secreto, se anuncia en las especificaciones de la placa base.

Como resultado, los ciberdelincuentes pueden convertir tus auriculares en un dispositivo de escucha para grabar en secreto cualquier sonido y enviarlo por Internet. De este modo, se puede grabar una conversación con una calidad aceptable estando a varios metros de distancia.

Para protegerte de este estilo de ataque, utiliza altavoces activos en lugar de auriculares y altavoces pasivos. Los altavoces activos tienen un amplificador incorporado entre el Jack y el altavoz que impide que una señal vuelva a entrar.”

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados