Los noventa, presentes en acciones de marketing que apelan a la nostalgia

  • Diferentes personalidades representativas de la década de 1990 se integran a espectáculos y proyectos de la actualidad, así como acciones de las marcas.

  • El marketing de nostalgia apela a los recuerdos de infancia, adolescencia y juventud de las personas que hoy están en edad productiva.

  • Recurrir a personalidades representativas de ciertos momentos también es una práctica que en México se lleva a cabo.

Generaciones van y vienen y sus conductas, hábitos, preferencias y demás aspectos relacionados con su manera de consumir se relacionan de una manera muy directa con el paradigmas en el cual están insertas cada una de las personas.

En medio de las preferencias de consumo siempre hay una relación directa con quienes predominan en un momento determinado y el rango de edad de las personas en condiciones laborales y productivas  interviene también en las tendencias que predominan, sobre todo a la hora de tomar en cuenta acciones de marketing de nostalgia, que prácticamente todo el tiempo están presentes, pero van transformándose a medida que las diferentes generaciones van transcurriendo.

Así, quienes hoy ostentan edades entre los 40 y 50 años seguramente vivieron importantes momentos de su juventud durante el transcurso de la década de los noventas, por lo cual algunas de las tendencias que predominan en la actualidad rememoran esa época… del mismo modo que durante los años noventas se retomaron tendencias de la década de los años sesentas y principios de los setentas.

Además de tendencias de diseño y otros aspectos de la creatividad, el marketing de nostalgia suele recurrir al prestigio del branding personal de diferentes figuras públicas que en detereminado momento lograron gran fama.

En este caso, se recurre a diferentes personalidades representativas de la década de 1990 para espectáculos y proyectos de la actualidad, así como acciones de las marcas.  Por ejemplo, Silestone® by Cosentino, que desarrolla superficies de cuarzo, integró en su nueva campaña publicitaria internacional “Tops on Top 2019” a la modelo estadounidense  Cindy Crawford.

Se trata de una personalidad representativa de la época de los años noventa, que junto con otras colegas logró un hito en el mundo del modelaje y la moda al colocarse como una celebridad de la época, lo cual rompió paradigmas para el oficio en el que ella se especializó.

Y es que la profesión de modelo, si bien era reconocida y apreciada desde antes, nunca se había destacado a un nivel de las grandes celebridades del mundo y a partir de los noventa, nombres como el  Crawford, Claudia Schiffer, Naomi Campbell o Linda Evangelista estaban a la par de las estrellas de cine, la música, las artes, la política y otras intancias, como las propias marcas para las cuales desfilaban.

Recurrir a personalidades representativas de ciertos momentos también es una práctica que en México se lleva a cabo, por ejemplo, para la generación de giras artísticas.

Así, cantantes y grupos que tuvieron relativo éxito en los años noventas se integran, en caravana, a giras y reencuentros que muestran en un mismo escenario a figuras como Kabah, OV7, Fey, Jeans, Litzy, con lo cual logran potenciar el éxito que alcanzaron hace 25 años.

También algunas obras de teatro integran en sus elencos a figuras que en aquella época gozaban de gran fama y exposición mediática en tiempos en los que sólo existían la televisión -con una gran penetración-, la radio, el cine y los medios impresos.

Son acciones que apelan a los sentimientos y recuerdos de infancia, adolescencia y juventud de las personas que hoy tienen una vida adulta y la edad laboral para generar ingresos que se pueden gastar en espectáculos y entretenimiento de nostalgia.

¿Qué otras acciones de marketing de nostalgia que apunten a la última década del siglo XX recuerdas?