Los niveles socioeconómicos en México y su importancia en el ámbito laboral

Según datos de Parámetro, el 31.8 por ciento de la población en México, está en el grupo D, el segundo más bajo de los niveles socioeconómicos del país

laboral
Imagen: Bigstock

En el territorio mexicano, existen alrededor de 131 millones 554 mil connacionales, según datos de la consultora Countrymeters, de este total, el 49.3 por ciento corresponde a individuos del sexo masculino, mientras que el 50.7 por ciento de la población son personas del sexo femenino.

De este total de la población, también se ha segmentado conforme al índice de niveles socioeconómicos, dentro del cual se establecen siete diversos niveles, los cuales se clasifican de acuerdo a la capacidad de satisfacer las necesidades de los integrantes de los hogares mexicanos en cuanto a términos de vida, salud, energía, tecnología, prevención y desarrollo intelectual.

La satisfacción de estas dimensiones determina su calidad de vida y bienestar, según la consultora de investigación, Parámetro. Por lo que la conformación de los segmentos se da de la siguiente forma: Un 12.5 por ciento de la población conforma el grupo “E”, es decir el más bajo en la pirámide social.

El grueso de la gente se ubica en el sector “D” con un 31.8 por ciento; en tanto, el 19 por ciento se establece en el grupo “D más”; mientras que en el “C menos” se encuentra el 12.8 por ciento. En lo que refiere a los niveles más altos, está el “C” con un 10.7 por ciento; a su vez el “C más” con un 9.3 por ciento; en tanto que el nivel más alto, es decir, el A/B lo conforma el 3.9 por ciento de la población en México.

Dentro de los datos de la consultora se indica que, en lo que refiere a los años promedio de escolaridad de los diversos grupos, en el A/B el porcentaje es de 13.7; seguido del C+ con 12.8; por su parte el C es de 10.6; el C- es de 8.9; en tanto, el del D+ es de 8; mientras que el de D es de 6.3; y el del E es de 3.8 años, es decir, casi 10 años de diferencia en estudios que el sector más alto.

En lo que refiere a situaciones negativas experimentadas en un puesto laboral o en la búsqueda del mismo los números se invierten, el 19.9 por ciento del segmento E se encuentra en desempleo o cerró un negocio propio; el grupo D es de un 17.4 por ciento; lo grupos siguientes D+ y C- empatan con un 13.1 por ciento; el C tiene un 11.3 por ciento; el C+ cuenta con un 8.9 por ciento; mientras que el A/B tiene un 6.8 por ciento.

Asimismo, el porcentaje de rechazo es del 7 por ciento para el E; del 6.9 por ciento para el D; 6.2 por ciento en el D+; 5.6 por ciento para el C- y C; 4.5 por ciento en el C+; y en el A/B es de apenas un 2.8 por ciento.

A su vez, en lo que respecta a situaciones positivas, en el rango de reconocimiento o ascenso de puesto, el grupo A/B tiene la delantera con un 13.2 por ciento; el C+ se encentra con un 11.9 por ciento; y así baja conforme disminuyen los niveles socioeconómicos, hasta llegar al D en el que únicamente es reconocido o sube de rango un 3.7 por ciento; en el caso del segmento E con apenas un 1.2 por ciento.

Esta muestra, además de indicarnos cómo es que se encuentran segmentados los hogares en el país, también nos muestran lo complicado que resulta internar ascender en el escalafón social a fin de mejorar las condiciones de vida, algo que debe cambiar dentro de las empresas y negocios en el territorio nacional para que el grueso de la población logre un poder adquisitivo más alto, que también se traduzca en mayor consumo y mejores beneficios.

loading...