Los millennials están impulsando el consumo de cervezas sin alcohol

Un estudio de Carlsberg sugiere que la cerveza sin alcohol es menos resistida por los nuevos consumidores. Otras investigaciones lo confirman. Hay un segmento del mercado allí que las marcas ya están explotando.

Según un nuevo estudio realizado en el Reino Unido, más de la mitad de los consumidores de ese país cree que beber cerveza baja en alcohol y sin alcohol se ha vuelto “más socialmente aceptable” en los últimos tiempos.

La investigación, impulsada por Carlsberg y realizada por One Poll, entrevistó a 2.000 adultos británicos sobre sus hábitos de bebida, y se encontró que el 52% dijo que la categoría se ha vuelto mucho más atractiva.

Los británicos gastaron 43 millones de libras (US$ 55 millones) en cerveza baja y sin alcohol en el último año. Esto equivale a 70 millones de litros si se tienen en cuenta los valores promedio en UK (datos de Nielsen de agosto de 2018).

La investigación encontró que el 40% de los bebedores en el Reino Unido está tratando activamente de reducir su consumo de alcohol y que el 59% ha probado con cervezas con poco o nulo contenido de alcohol.

Otro 26% dijo que consideraría tomar una cerveza sin alcohol en lugar de un refresco.

Según la encuesta, el 35% de las mujeres se ha vuelto más consciente de su consumo de alcohol en los últimos 12 ó 24 meses, en comparación con el 30% de los hombres.

Aparentemente, es más probable que los hombres consuman alcohol con poca o ninguna cantidad de alcohol en el hogar y que las mujeres tengan más probabilidades de hacerlo en una salida nocturna.

Las mujeres también son más propensas que los hombres a disfrutar del sabor de las cervezas sin alcohol, sugiere la encuesta, según publicó Drink Retailing News.

Liam Newton, vicepresidente de marketing en Carlsberg Reino Unido, dijo que la investigación les permitió tener más conciencia de esta tendencia y, como resultado, dijo que están “analizando aumentar” el número de marcas y variedades “con bajo contenido de alcohol o sin alcohol”.

San Miguel es una de las marcas de cerveza sin alcohol de Carlsberg.

Otra investigación, realizada por GlobalData en UK, muestra que las personas de 25 a 34 años y de 16 a 24 años tienen las tasas de consumo per cápita más altas del país para cerveza baja en alcohol y sin alcohol.

Esto se debe probablemente al hecho de que un 37% de los jóvenes de 18 a 24 años está “a menudo influenciado” por cómo un producto afecta su salud y bienestar al comprar una bebida alcohólica.

Además, hay un asombroso 34% de los de entre 25 a 34 años que “siempre están influenciados” por la misma causa, según la misma investigación, llamada Encuesta de Consumidores del Reino Unido Q3 2018.

Las cifras respaldan el estudio de Carlsberg que destaca el papel clave que desempeñan los millennials para impulsar el crecimiento en el segmento sin alcohol.

Un nicho que crece

Si bien el mercado de la cerveza sin alcohol es actualmente un pequeño nicho, el crecimiento del segmento –del 13% en 2017– fue el más rápido que cualquier otro entre las bebidas en el Reino Unido y se prevé otro rendimiento impresionante para este año.

El éxito del segmento “alcohol free” entre los jóvenes no es sorprendente, dado que a principios de 2018, la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS) reveló que, en Gran Bretaña, los jóvenes de 16 a 24 años tienen menos probabilidades de beber alcohol que cualquier otro grupo de edad.

Debido a estas investigaciones y al gran crecimiento en el número de consumidores, no es de extrañar que se haya visto más actividad entre las marcas buscando captar ese nicho.

Heineken 0,0% fue un ejemplo notable, con la campaña “Now You Can“, que demandó más de 6 millones de libras y que fue la más grande vista hasta ahora para una cerveza sin alcohol.

La actividad promocional incluyó la asociación con Tesco y Public Health England para promover Drink Free Days, así como una serie de anuncios de televisión que se mostraron durante la Copa Mundial de la FIFA, publicó Drinks Insight Network.