¿Dónde se encuentran los microplásticos que ingieren los consumidores?

¿Dónde se encuentran los microplásticos que ingieren los consumidores?

Como ya es sabido, el plástico ha ganado relevancia en los últimos años por considerarse un material altamente contaminante para el planeta y por lo abundante que resulta este material en la actualidad, solo en 2015, datos compartidos por Our World In Data hacen mención a que se produjeron 381 millones de toneladas de plástico a nivel mundial, sin embargo, más preocupante que los niveles de producción, están los niveles de contaminación y los problemas que el plástico ha generado, por ejemplo, esto ha derivado en la aparición de los llamados microplásticos, partículas muy pequeñas del material que hoy se puede considerar que están presentes en prácticamente todos lados, según lo refiere la organización Earth Day, estas partículas, en sus diferentes formas, se encuentran presentes la mayoría de los sistemas de agua del mundo.

Los microplásticos que consumimos

La mala noticia es que más allá de los sistemas de agua, estos ya se encuentran entre las personas y aparentemente se puede considerar que son consumidos, tomados y respirados con frecuencia. Lo anterior lo mencionamos pues la revista científica Environmental Science & Technology ha dado a conocer que de forma anual las personas consumen, en promedio, entre 74 mil y 121 mil partículas de microplásticos.

En la gráfica de este día decidimos destacar las fuentes de donde provienen esas fibras y el número de partículas que se encuentran presentes en los diversos consumibles. Como es posible notar, la mayor parte de los microplásticos que consumen las personas provienen del agua embotellada, aquí es posible encontrar hasta 94.37 partículas por litro. Para desgracia de muchos, la segunda fuente de donde provienen las partículas de plástico consumidas es la cerveza, aquí es posible encontrar hasta 32.27 partículas por litro. Y para completar las 3 fuentes principales, debes saber que estos plásticos diminutos también son inhalados, en el aire que respiramos es posible encontrar 9.80 partículas por metro cúbico.

Entre otros consumibles desde donde entran los microplásticos a nuestro cuerpo se puede encontrar al agua de la llave, los mariscos, el azúcar, la sal y la miel. Desafortunadamente aún no se sabe exactamente los efectos que este material pueda producir en la salud de las personas debido a lo limitado de las investigaciones, según lo refiere la firma GetGreenNow, no hay estudios concluyentes que hayan encontrado que los microplásticos son dañinos para los humanos.