Los estereotipos pierden. Ahora L’Oréal suma a hombre en campaña

L’Oréal es otra de las marcas que se suma a una tendencia extendida entre la industria del maquillaje, luego de que CoverGirl y Maybelline ya hicieron lo mismo: usar a hombres como embajadores de marca.

Esta apuesta ha dejado atrás los estereotipos en que las historias publicitarias estaban encasilladas en mujeres con determinados rasgos físicas y ahora se ha extendido a nuevos segmentos, como el de recurrir a hombres como los nuevos personajes publicitarios de sus campañas.

“Me enamoré de True Match, salgo y la gente me dice ¡oh, qué hermosa piel! Eres valiente, fabuloso”, advierte Darnell, el nuevo embajador de marca hombre para la línea de maquillajes.

Este tipo de estrategias en que la diversas permite a los hombres encabezar campañas publicitarias se han convertido en una tendencia que impuso CoverGirl, con el uso de un artista del maquillaje en su campaña y posteriormente fue imitada por Maybelline, marca de grupo L’Oréal, por lo que esta compañía francesa ha terminado por replicar la estrategia de diversas en su propia marca de maquillaje.

Los contenidos reales en publicidad son una apuesta que encuentran las marcas de lograr mayor identificación y acercamiento con el mercado, por lo que el interés se centra ahora en llegar a hombres como parte de una necesidad de los consumidores, de encontrar marcas que respondan a sus nuevas necesidades de consumo, donde el maquillaje como producto dejó de estar limitado a un segmento femenino, donde se concentraba todo el trabajo en marketing y publicidad, y ahora cuenta historias protagonizadas por hombres, quienes en el caso de Maybelline, se trata de influencers que logran no solo participar en las campañas publicitarias de estas marcas, se convierten en generadores de contenidos a favor de los productos que promocionan.