Los españoles son los europeos que más cuidan su imagen

Imagen: Bigstock

España.- Según el informe sobre hábitos de belleza e higiene “Face of the Nation”, realizado por Kantar Worldpanel en 13 países diferentes, los españoles son los usuarios europeos que más cuidan su imagen. En concreto, además de preocuparse por su aspecto y seguir las tendencias, acuden a un 30% más a salones de belleza y peluquerías. Y en casa, usan más productos en sus rutinas de cuidados y belleza personal.

Otra de las cosas que destaca del público español es que comparten algunos de sus productos (geles, desodorantes o pasta de dientes) en el 38% de sus rutinas y solo el 62% de los usuarios utiliza productos específicos. En Europa, el porcentaje de uso individual se sitúa en el 71% y en algunos países como Alemania llega al 79%.

También destaca otra tendencia en España y que es la simplificación de las rutinas puesto que los españoles usan una media de 9 productos de belleza e higiene al día en sus rutinas de cuidado personal, lo que supone 0,6 menos que hace 4 años y esta disminución se concentra, sobre todo, en la población cuya edad se sitúa en la franja de 25 a 44 años. Esta disminución se debe a 3 motivos fundamentales:

Más naturalidad

Ahora, el público busca, cada vez más, la naturalidad en los ingredientes de los productos y también en el aspecto físico. Es por eso por lo que en algunos casos, se prescinde o reduce el uso de algunos productos como, por ejemplo, el maquillaje.

Menos tiempo libre

Actualmente, se tarda medio minuto menos en cada rutina de higiene. Esto es algo que viene ocurriendo desde el año 2013. Asimismo, renunciamos a algunas actividades y usamos más productos multibeneficio. A esto se debe el crecimiento de cremas BB, cremas hidratantes con protección solar y enjuagues bucales 6 en 1, por ejemplo.

Dependiente de las modas

La cosmética es un sector muy dependiente de las modas y hace que la venta de algunos productos crezcan rápidamente y se relegue a un segundo plano a otros. Por ejemplo, los productos de afeitado, en la última época, cada vez son menos usados, debido a la creciente moda hipster.